Educación

Consejos para estimular el aprendizaje de los niños de manera fácil y entretenida durante el aislamiento

Fundación CMPC, a través de su programa HIPPY, entrega algunos tips y actividades diarias para que los padres realicen junto a sus hijos en el marco de la actual contingencia sanitaria.

Por , 3 de Abril de 2020

Cuidar nuestra salud y también la de nuestros hijos es fundamental en medio de esta crisis provocada por el coronavirus (COVID-19), y bajo la cual el aislamiento social se instaló como una de las principales medidas preventivas.

Frente a esta situación, y considerando que pese a ella es importante mantener una rutina diaria, Fundación CMPC a través de las cuentas de redes sociales de su programa HIPPY, está entregando tips y actividades diarias para que los padres las realicen con los niños en sus casas durante el aislamiento, de una manera sencilla y utilizando materiales que estén disponibles en el hogar.

Carolina Andueza, directora ejecutiva de Fundación CMPC explica que “como Fundación CMPC, entendiendo que no todos los padres tienen formación pedagógica para hacer actividades tan sofisticadas, queremos estimular el aprendizaje de manera sencilla y con los materiales que ya tenemos en nuestras casas, y al mismo tiempo armonizar eso con las tareas que tienen los mismos padres, ya sean domésticas o de teletrabajo”.

Cabe mencionar que Fundación CMPC cuenta con un grupo de expertos en distintas áreas, que trabajan diariamente en la elaboración de estos tips y actividades que tienen como principal objetivo ayudar a los padres a compatibilizar el trabajo desde la casa, con la rutina de los niños. Para ello, proponen tareas que son preparadas y guiadas inicialmente por los padres, pero que a la vez le permiten autonomía para realizar el teletrabajo.

Recomendaciones

1.- Cómo disminuir la ansiedad en los niños: mantener una rutina diaria que les dé seguridad. De esta manera, los niños lograrán entender que si bien es el aislamiento es parte de un período distinto al que están acostumbrados, igual existe una rutina. Surge también como algo importante la idea de explicarles lo que está sucediendo a través de cuentos, analogías e historias.

El uso regulado de las pantallas es algo no menor en las edades más jóvenes. En vez de esto, el juego libre, la lectura y el arte pasan a ser actividades fundamentales para que los niños se encuentren tranquilos y en un ambiente de aprendizaje. Al mismo tiempo, se recomienda también motivar a realizar labores del hogar y así aprendan a asumir responsabilidades. Poner la mesa o hacer sus propias camas son trabajos diarios que se recomienda incentivar.

Dentro de lo posible realicen actividad física periódicamente, eso los ayudará a consumir energía y a mantenerse saludable.

2.-Lluvia de ideas: la salud mental en la infancia favorece el desarrollo integral y emocional, y por ello la invitación es a potenciar la salud mental de tus hijos/as y su desarrollo emocional a través del diálogo.

Esto es especialmente importante en esta época de incertidumbre y tensión. Les proponemos conversar juntos y hacer una lluvia de ideas de cómo cuidarse y pasar juntos esta cuarentena.
Respeten las ideas de todos y pueden escribir en un lugar visible las que más les hagan sentido a todos.

3.-“El amor es contagioso”: en tiempos en los que pareciera que estamos muy alertas de enfermedades o peligros que son contagiosos, busca un nuevo foco, y orienta a tu familia a acciones buenas que también son contagiosas. Por ejemplo, ¡el amor también es contagioso! Ayuda a tus hijos a esparcir amor, ayudándolo a contactarse con gente que no esté cerca por videollamadas, cartas, buenas acciones de cuidado a otros, a sí mismo, etc.

4.-Jugar con los niños: jugar con los niños puede ser una entretenida experiencia para ellos y para nosotros si los acompañamos de forma activa durante ese tiempo de aislamiento. Te dejamos algunas ideas importantes para tener en consideración:

-Deja que tu hijo lidere el juego.
-Dale más valor al momento que estás pasando con tu hijo en vez del resultado final del juego.
-Da la menor cantidad de instrucciones que puedas.
-Imita lo que él hace.
-Describe lo que ves (“Estas poniendo todos los autos en el garaje para arreglarlos, que bien…”).
-Refuerza positivamente “me gusta cómo estás pintando ese árbol”, “¡que entretenido es jugar contigo!”
-Prepara a tu hijo para el fin de un tiempo de juego. Anticiparle lo que pasará ayuda a darle seguridad.
-Disfruta, ríete, pásalo bien.

5.-Cómo aporta cada uno: como familia es importante cooperar todos, especialmente en estos tiempos, a las tareas de la casa. Intenta que al menos una o dos tareas estén adaptadas a la edad de tu hijo/a para que realice una labor que coopere con el funcionamiento de la casa.

Por ejemplo, acuerden un día en el que será ayudante de cocina, barrerá, pondrá la mesa, etc.
Participar activamente de las tareas del hogar le enseñará que es un miembro importante de este, y le permitirá valorar aún más lo que el resto aporta. Al final del día, pueden hacer un pequeño momento de agradecer a todos por haber contribuido a mantener el hogar limpio y funcionando.

6.-“Me cuido para poder cuidar”: la salud mental de los padres es fundamental para promover la salud mental de los niños. Es por esto que es vital que como padres y cuidadores seamos capaces de “partir por casa” y tener espacios de autocuidado personal.

Busca actividades pequeñas que te den bienestar y que puedas hacer durante el día y tener una reserva de experiencias de relajo y felicidad. Si tienes poco tiempo, bríndate algunos minutos para leer, meditar, hablar con un adulto cercano, poner tu canción favorita, ver un capítulo de una serie, hacerte un té. Y por supuesto, busca tu propia manera de cuidarte porque solo así estarás con las energías necesarias para cuidar a otros.

7.- ¿Cómo hago todo eso?: es probable que durante este último tiempo de crisis y aislamiento los padres estén recibiendo muchas sugerencias de qué hacer en casa con sus niños: actividades, tareas o maneras de estimularlos. Eso puede ser abrumador. Recuerda que estás haciendo lo mejor que puedes con lo que tienes. Sé compasivo contigo mismo, y ten consciencia de que no es necesario hacerlo todo. No pasará nada si tu hijo no hace la tarea un día, si no le enseñas matemáticas un día, si tu casa está desordenada un día.

Todos estamos atravesando un momento que es difícil de afrontar y debemos recordar que las sugerencias son solo eso, sugerencias. Tú debes descubrir la manera que se adapta a tu familia para articular de manera armoniosa los deberes, momentos de descanso y de juego para cada uno.