› Actualizado: 09:10 hrs

Apoderados se inclinan por la teleeducación y enviarán a sus hijos a clases sólo cuando haya una vacuna

Según la encuesta Estamos Conectados, un 85% de los apoderados prefiere que, al menos por este año, las clases continúen a distancia.

La segunda versión de la encuesta Estamos Conectados, que realizó Educación 2020 en conjunto con Ipsos, arrojó que -independiente de las cifras de contagios- un 85% de los apoderados prefiere continuar con la modalidad de educación distancia, al menos durante lo que resta del presente año escolar, e incluso un 81% aseguró que enviará a sus hijos a clases presenciales sólo cuando se encuentre una vacuna o alguna otra solución para el COVID-19.

Así, únicamente un 16% de los apoderados afirmó que le gustaría que sus hijos volvieran lo antes posible a las aulas; un 13% de ellos mandaría a los niños a clases presenciales, en caso de que el establecimiento adopte todas las medidas sanitarias que indiquen las autoridades; y sólo un 8% de los apoderados dijo que enviaría a sus hijos a la escuela si el Gobierno decretara un regreso a la presencialidad.

La medición, que se realizó vía online y cuyos resultados se presentaron este martes a través de un webinar, contó con la participación de 5.660 personas, entre estudiantes, apoderados, docentes y directivos, quienes entregaron sus opiniones ante un eventual regreso a las clases presenciales, pero también en torno lo que han sido estos meses de enseñanza y aprendizaje a distancia.

Susto y estrés: las emociones predominantes

Dentro de los aspectos preocupantes que arrojó esta encuesta se encuentran los altos niveles de miedo y estrés que hay entre los apoderados, docentes y equipos directivos frente a un eventual regreso a las clases presenciales.

De hecho, al ser consultados sobre qué emoción describe mejor lo que sienten cuando piensan en el retorno a las escuelas, un 77% de los apoderados aseguró sentirse asustado, un 45% estresado y un 17% enojado.

En el caso de los docentes, un 64% dice sentir susto y un 37% estrés, mientras que un 56% y un 45% de los directivos se inclinan por dichas emociones, respectivamente. Aunque, tanto en profesores como directivos, el tercer puesto lo ocupa una sentimiento de connotación positiva: la motivación, la cual en ambos alcanza un 27%.

Por otro lado, los estudiantes parecen estar menos abrumados que los adultos ante la posibilidad de volver a las clases presenciales. Esto, ya que ante la misma pregunta, sólo un 37% de los escolares afirmó sentirse asustado. En cambio, un 31% dijo sentirse motivado, un 24% entusiasmado, un 24% expresó felicidad y un 18% tranquilidad.

La directora ejecutiva de Educación 2020, Alejandra Arratia, destacó que “esto nos permite relevar el rol de la escuela como espacio de encuentro y formación, más allá de lo académico, y la necesidad de resguardar la participación de todos los actores en esta conversación, asegurando las condiciones mínimas, facilitando el diálogo y estableciendo las confianzas necesarias para este retorno a clases presenciales”.

Las experiencias en torno a la educación a distancia

La encuesta Estamos Conectados también indagó en las experiencias que han tenido profesores, estudiantes, apoderados y directivos en relación a la educación a distancia durante estos meses.

Dentro de este contexto, un 57% de los estudiantes afirmó que la situación actual del coronavirus los tiene preocupados y se les hace más difícil concentrarse a la hora de hacer las tareas.

Además, sólo un 25% de los alumnos considera que ha aprendido mucho o bastante en este período, versus un 20% de alumnos que afirman haber aprendido nada o casi nada. Pese a ello, un 77% de los apoderados aseguró destinar una hora o más al día para ayudar a sus hijos con las clases o tareas.