Siete consejos para mantener la calma al rendir la PTU

El proceso de admisión 2022 está cada vez más cerca y, con ello, los nervios a no conseguir un buen resultado. ¿Cómo mantener la calma? Aquí te entregamos algunos consejos.

Por
Obtener un resultado positivo te abrirá las puertas para iniciar una carrera e ingresar al mercado laboral. PEXELS
Obtener un resultado positivo te abrirá las puertas para iniciar una carrera e ingresar al mercado laboral. PEXELS
Compartir

La Prueba de Transición Universitaria (PTU) es el primer paso en el proceso de admisión 2022. Este examen evalúa tus conocimientos en cuatro áreas de aprendizaje: comprensión lectora, matemática, historia, ciencias sociales y ciencias naturales.

Obtener un resultado positivo te abrirá las puertas para iniciar una carrera e ingresar al mercado laboral con las herramientas que necesitas. Es por esto que rendir la PTU puede generar nervios en los días previos o incluso durante su desarrollo.
Según los psicólogos, sentir un poco de presión es bueno para motivarte y conseguir un mejor resultado, pero en exceso tendrá el efecto opuesto. Por eso, saber cómo mantener la calma es esencial para que la ansiedad no interfiera en tu rendimiento.

Señales de ansiedad por la PTU

Antes que nada, es importante que conozcas los tipos de síntomas de la ansiedad para que puedas reconocerlos si aparecen durante el proceso de admisión 2022. En este sentido, puedes experimentar:

  • Síntomas físicos: ritmo cardíaco acelerado, sudoración, temblores, sequedad de boca o náuseas.
  • Síntomas cognitivos y conductuales: problemas para recordar lo que estudiaste, dificultad para concentrarse y diálogo interior negativo (por ejemplo, pensamientos como “no soy capaz de hacer esto” o “hice todo mal”).
  • Síntomas emocionales: sentimientos de ira, desesperanza y baja autoestima.

¿Cómo mantener la calma durante la PTU?

Entonces, ¿qué hacer si identificas alguna de estas señales? A continuación, encontrarás siete buenos consejos:

  1. Enfócate en el rendimiento en lugar del perfeccionismo. No busques rendir la prueba a la perfección, sino entregar tu máximo potencial. Concéntrate en que el rendimiento sea alto preparándote lo suficiente, pero sabiendo que puedes cometer errores. Esto no significa que vayas a perder tus oportunidades de ingreso a la universidad.
  2. Mentalízate de manera positiva. Comienza a hablarte en un lenguaje positivo que te inspire tranquilidad y confianza. Si los nervios te hacen pensar de forma negativa, reemplaza enseguida estos pensamientos con frases como: “He estudiado lo suficiente”, “puedo hacer esto” o “conozco los temas”.
  3. Duerme lo suficiente. Un mal descanso puede influir negativamente en tu estado de ánimo, haciéndote más vulnerable a la ansiedad y causando problemas de concentración. Es muy importante que evites el trasnoche el día anterior a la prueba y que duermas entre 7 a 9 horas.
  4. Técnicas de relajación. Familiarizarte con técnicas de relajación te puede ayudar a bajar el ritmo cardíaco y mantener la presión arterial controlada. La respiración consciente es una alternativa sencilla que puedes poner en práctica antes y durante la prueba.
  5. Cuidado con la cafeína y el alcohol. Si tienes síntomas de ansiedad, es preferible que evites el consumo de cafeína y alcohol en las horas previas al examen, ya que estas sustancias liberan sustancias químicas en tu cerebro que pueden empeorar la ansiedad e interrumpir el buen descanso.
  6. Elige los alimentos indicados. Se ha demostrado que tomar infusiones de manzanilla, té verde y cúrcuma tiene efectos positivos en el cerebro. Adicionalmente, es recomendable que evites las grasas saturadas y el azúcar refinada, porque podrían empeorar los síntomas de ansiedad.
  7. Ignora lo que pasa a tu alrededor. No pienses en qué tan bien lo están haciendo los demás ni te dejes distraer por otros elementos en el entorno. Presta atención a tu rendimiento y ocupa tu mente con pensamientos positivos. Recuerda que solo tienes poder sobre tus decisiones y conseguir un buen resultado depende de ti.

El proceso de admisión 2022 es una etapa muy importante para tu futuro profesional y la mejor manera de conseguir un buen resultado es preparándote emocionalmente. Si sabes cómo mantener la calma, evitarás que los nervios te traicionen y vas a poder dar lo mejor durante la prueba.