Santander anuncia ambición de alcanzar cero emisiones netas de carbono en 2050

Como parte de este compromiso, la entidad dejará de ofrecer servicios financieros a clientes de generación de energía eléctrica cuyos ingresos dependan en más de un 10% del carbón térmico.

Por
Imagen Pixabay
Imagen Pixabay
Compartir

Con el fin de apoyar los objetivos del Acuerdo de París sobre el cambio climático, Santander ha anunciado sus primeros objetivos de descarbonización con la ambición de alcanzar cero emisiones de carbono netas en 2050. Esta ambición es tanto para la propia actividad del grupo, que es neutro en carbono desde 2020, como para todas las emisiones de sus clientes derivadas de cualquiera de los servicios de financiación, asesoramiento o inversión que ofrece Santander.

Para conseguirlo y facilitar la transición a una economía baja en carbono, el banco alineará en 2030 su cartera de generación de energía eléctrica al Acuerdo de París, y ha publicado hoy sus primeros objetivos de descarbonización:

Entre ellos están que, en 2030, Santander habrá dejado de dar servicios financieros a clientes de generación de energía eléctrica cuyos ingresos dependan en más de un 10% del carbón térmico y eliminará por completo su exposición a la minería de carbón térmico en todo el mundo.

Así mismo, en septiembre de 2022, la entidad compartirá los objetivos de descarbonización para otros sectores relevantes, como los de petróleo y gas, transporte, y minería y siderometalurgia.

Para ello, el banco se compromete a trabajar con sus clientes para facilitar su transición y reducir sus emisiones de carbono, lo que será clave para alcanzar la ambición de cero emisiones netas.

“El cambio climático es una emergencia global. Somos uno de los mayores bancos del mundo, con 148 millones de clientes, y por eso tenemos la responsabilidad y la oportunidad de apoyar la transición ecológica y animar a más personas y empresas a ser más sostenibles. Queda muchísimo por hacer, pero los compromisos que anunciamos hoy son un gran avance”, declaró Ana Botín, presidenta de Banco Santander.

Para apoyar este proceso, Santander cuenta con equipos especializados en asuntos medioambientales, sociales y de gobierno (ESG, por sus siglas en inglés), en Santander Corporate & Investment Banking (Santander CIB) y en Wealth Management, colabora con la Banking Environment Initiative para desarrollar un marco de trabajo con sus clientes, y es miembro de Climate Action 100+ con el fin de promover actuaciones para mitigar el cambio climático entre las mayores empresas emisoras de gases de efecto invernadero del mundo.

Para alcanzar su ambición de reducir a cero sus emisiones de carbono netas, Santander trabajará en alinear la cartera de Santander para cumplir los objetivos del Acuerdo de París, apoyará la transición hacia una economía verde, y reducir la huella medioambiental del banco.

En base a los tres puntos anteriores, entre las acciones a realizar para lograrlo están el actualiza la política de gestión de riesgos medioambientales, sociales y de cambio climático con respecto a las actividades prohibidas y restringidas en sectores de altas emisiones; financiar o facilitar la movilización de 120.000 millones de euros en financiación verde hasta 2025; desarrollar productos verdes para sus clientes, entre los que se incluyen: préstamos para la eficiencia energética, préstamos para la instalación de paneles solares, para adquirir vehículos eléctricos y para la agricultura con bajas emisiones de carbono; entre otras. 

Más Mundo

Últimas noticias

Populares

Recomendados