Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Nacional

Marco Kremerman y sueldo mínimo: “No puede ser que una persona trabajando 45 horas a la semana sea pobre”

En la misma línea, aseguró que "no podemos podemos tener dos Chiles. Uno con un salario excesivamente bajo y este otro a nivel macroeconómico. Al menos Chile debe alinear el salario mínimo con sus líneas de pobreza, que hoy día están en $471.000".

Marco Kremerman y sueldo mínimo: “No puede ser que una persona trabajando 45 horas a la semana sea pobre”
Por 2 de Enero de 2018

Marco Kremerman, economista e investigador de la Fundación Sol, se refirió al aumento del salario mínimo a 276.000 pesos, dejando en claro que no es suficiente para que un trabajador pueda superar la línea de la pobreza.

En entrevista con CNN Chile, Kremerman indicó que “no es un problema de los últimos años, es un problema de las últimas décadas (…) la propia métrica que el Estado establece para que una familia promedio de cuatro personas pueda superar la línea de la pobreza es de $417.000 y fracción”.

“Muchas personas podrán decir: ‘Si trabajan dos personas ahí sí se puede superar la línea de la pobreza’ pero no es el sentido. El sentido es que una persona trabajando tiempo completo permita sacar a su familia al menos de la pobreza”, apuntó.

Junto con ello, se refirió a las razones de por qué el empresariado se ha mostrado siempre contrario a un aumento del sueldo mínimo.

“Las grandes empresas, si bien no son las mayoritarias que pagan el salario mínimo, pagan por ejemplo las gratificaciones que hoy día se han convertido en un costo fijo. Te contrato por $400.000 y el salario base son $290.000 y $110.000 la gratificación. Esta gratificación muchas veces son 4,75 sueldos mínimos divididos en 12 meses. Por lo tanto, si sube el salario mínimo sube la gratificación. Es por eso que los gremios empresariales se oponen en general al aumento del salario mínimo y se escudan en las pequeñas y micro empresas para ello”, detalló.

En la misma línea, aseguró que “no podemos podemos tener dos Chiles. Uno con un salario excesivamente bajo y este otro a nivel macroeconómico. Al menos Chile debe alinear el salario mínimo con sus líneas de pobreza, que hoy día están en $471.000”.

“No puede ser que una persona trabajando 45 horas a la semana sea pobre. No puede ser que para completar las necesidades básicas tenga que endeudarse, que es lo que le pasa a muchos trabajadores y trabajadoras en Chile”, sentenció Kremerman.

Relacionados

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día