Cerrar
Cerrar publicidad

Nacional

Premio de consuelo: 42 derrotados de Chile Vamos en las parlamentarias asumieron cargos en el Gobierno

Un 35,5% de los que perdieron hoy se encuentran en distintos cargos del Ejecutivo, desde ministerios a gobiernos locales.

Premio de consuelo: 42 derrotados de Chile Vamos en las parlamentarias asumieron cargos en el Gobierno
Por 10 de mayo de 2018

Dos meses han pasado desde que asumió el Gobierno de Sebastián Piñera, con una instalación lenta y compleja, que aún no termina de colocar a sus figuras en los cargos más relevantes del aparato público, ni en embajadas ni en servicios del Estado. A eso se suma una treintena de seremis han debido ser reemplazados por distintas razones.

En ese contexto, durante este periodo de nombramientos, 42 ex candidatos derrotados de Chile Vamos en las elecciones parlamentarias pasadas han sido nombrados en diferentes cargos, desde ministros a asesores, lo que totaliza a la fecha un 35,5% de todos los perdedores del bloque oficialista.

En enero de 2015, cuando la administración de Michelle Bachelet estaba ad portas de cumplir un año en el poder, lo que en ese momento totalizó en 54% de ex candidatos que habían sido llamados a trabajar al Ejecutivo. Fueron 29 de 47 derrotados que en ese momento estaban en el Gobierno.

En subsecretarías

Tres derrotados ex candidatos fueron designados en algunas de las subsecretarías. Es el caso de la ex presidenta del PRI, Alejandra Bravo, quien llegó hasta la Subsecretaría de Bienes Nacionales, luego de perder en el distrito 8 (Quilicura, Estación Central, Maipú), frente a Mario Desbordes, Patricio Melero y Joaquín Lavín León que sí fueron electos.

En el distrito que une Independencia y Recoleta, la candidata Katherine Martorell (RN) perdió un cupo en la Cámara, pero al iniciarse el Gobierno fue nombrada Subsecretaria de la Prevención del Delito.

En tanto, en la Subsecretaría de Minería asumió Pablo Terrazas (UDI), quien perdió en el intento para llegar a la misma corporación. En su distrito (el 11, que une Vitacura, Las Condes y La Reina), eran siete candidatos; de ellos, cinco ganaron, Terrazas llegó a la primera línea del Ejecutivo y Bárbara Soto fue nombrada seremi de Educación de la región Metropolitana.

Gobiernos regionales

Por otra parte, a las intendencias llegaron dos derrotados: el ex diputado Jorge Ulloa es la primera autoridad de la región del Bío Bío tras perder en su reelección con la que buscaba estar 32 años en la Cámara. A él se suma Geoconda Navarrete, hoy intendenta de la región de Aysén, quien no logró llegar al Congreso.

Cinco gobernadores actuales también compitieron en las pasadas elecciones del 17 de noviembre. Marcelo Zara (Evópoli) lidera Parinacota; Javier Maldonado (Evópoli), en Chacabuco; Ivonne Mangelsdorff (RN) es gobernadora de Cachapoal; Juan José Arcos es la cabeza de la Provincia Antártica; y, en la misma región, Nicolás Cogler (RN), gobernador de Magallanes.

Donde más recayeron varios de los derrotados es en las secretarías regionales ministeriales. Natan Olivos (Evópoli) es seremi de Educación de Tarapacá y compitió en el distrito 2; Ignacio León (Ind-Evópoli) fue designado como seremi de Hacienda de Antofagasta, aunque no llegó a asumir por denuncias que pesan en su contra.

En Coquimbo, dos perdedores fueron designados como seremis: Ivon Guerra (UDI) es seremi de la Mujer y Roberto Vega (RN) asumió en Minería. En Valparaíso, Rosario Pérez (RN) asumió como seremi de Bienes Nacionales.

Mientras, en la región Metropolitana, Alejandra Novoa se convirtió en seremi de Cultura; Rosa Oyarce (RN) se repitió el plato en la seremi de Salud de la RM luego de perder por cuarta vez en una elección; la ex concejala de Santiago Carolina Lavín (UDI) asumió como seremi de Justicia ;y el gremialista Julio Isamit como jefe de gabinete del Ministerio Secretaría General de la Presidencia.

Todos ellos compitieron en el distrito 10 (Santiago, Providencia, Macul), donde de los perdedores solo Luis Larraín Stieb y Cecilia Aguayo no llegaron al Gobierno.

Más hacia el sur, Gonzalo Montero (RN) es hoy seremi de Vivienda del Maule tras perder en el distrito 17 (Curicó); Francesca Parodi (Evópoli) encabeza la secretaría de Gobierno en el Bío Bío; Henry Leal (UDI), por su parte, es hoy seremi de Obras Públicas de La Araucanía.

En el distrito 24 (Valdivia), Ann Hunter (UDI) perdió en su intento para llegar a a Cámara de Diputados, pero se convirtió en seremi de Gobierno de Los Ríos. En el distrito 25 (Osorno), Soraya Said (Ind-UDI) es seremi de Desarrollo Social de Los Lagos, mientras que en la misma región asumió ese cargo en Cultura la militante de Evópoli Amanda Milosevich.

En tanto, en el distrito 26 (Puerto Montt) Francisco Muñoz (UDI) se transformó en seremi de Economía de Los Lagos; en Aysén, a Obras Públicas llegó Nestor Muñoz (UDI) y a Deportes el PRI Patricio Henríquez.

Divisiones, servicios y fundaciones

No solo en altas autoridades se convirtieron los derrotados en las elecciones, sino que también llegaron a otros cargos a lo largo del aparato público. Carlos Cruz-Coke (RN) -hermano del diputado Luciano Cruz-Coke- perdió en su intento por representar al distrito 5 en el Congreso, pero hoy es director de Gestión Ciudadana de la Presidencia.

También al interior de La Moneda, el ex candidato Álvaro Pillado asumió como director de la División de Organizaciones Sociales, mientras que el subdirector es otro derrotado: Sebastián Lafaurie (PR). En tanto, Pía Margarit (UDI) es jefa de Estudios de la Subsecretaría de Desarrollo Social, donde la máxima autoridad es el también gremialista Felipe Salaberry.

Mijail Bonito (Evópoli), quien compitió en el distrito 9, es hoy asesor de Migración del Ministerio del Interior. Cristóbal Leturia (UDI) asumió como gerente general de Sercotec, dependiente del Ministerio de Economía. Verónica Garrido (Evópoli) compitió en el distrito 13 y hoy es directora en Chile Valora.

Jacqueline Guíñez (RN) es hoy encargada de la División de Municipalidades dela Subdere; Marlene Guzmán (RN) asumió como directora ejecutiva de la Fundación de las Familias, dependiente de la Presidencia. En tanto, María Carolina Ríos (UDI) es directora regional de Sercotec del Bío Bío, habiendo competido en ese mismo distrito.

Caso aparte es el de la UDI Claudia Meneses, quien se convirtió en marzo en administradora de Cementerio General de Antofagasta, que es dependiente de la alcaldesa Karen Rojo (ex RN).

En la Cámara Alta

En el caso del Senado, tan solo tres candidatos derrotados han sido contratados por el Gobierno en algunos cargos. En la región de Arica y Parinacota -donde fue electo por Chile Vamos José Durana- fue designada Mirtha Arancibia Cruz como gobernadora de Arica.

Por su parte, en la región de Atacama iba como candidato el entonces diputado Felipe Ward (UDI), quien perdió su intento de “subir” a la Cámara Alta. En su lugar, por el oficialismo, ganó el RN Rafael Prohens. Pero Ward no se quedó con las manos vacías, ya que su partido lo propuso como ministro de Bienes Nacionales.

Finalmente, como gobernadora de Curicó asumió Macarena Pons, quien iba como candidata independiente apoyada por Renovación Nacional. En su lugar ganaron Juan Castro y Rodrigo Galilea.

Relacionados

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día