Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Nacional

No fue Brasil: pesquero chileno fue el que encontró restos del Hércules C-130

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, informó que la Marina de su país había encontrado restos del Hércules C-130, pero era una confusión.

No fue Brasil: pesquero chileno fue el que encontró restos del Hércules C-130
Por 13 de Diciembre de 2019

Este miércoles, el Presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, se valió de sus redes sociales para anunciar que la Marina de su país, a través del buque Almirante Maximiano, había encontrado “artículos personales y restos compatibles” con el Hércules C-130 de la Fuerza Aérea de Chile (FACh) siniestrado con 38 personas a bordo.

“El Ministerio de Defensa informa que el navío polar de la Marina brasileña Almirante Maximiano recolectó alrededor de las 3:45 pm artículos personales y restos compatibles con el avión Hércules C-130 de la Fuerza Aérea de Chile”, dijo Bolsonaro.

Asimismo, agregó que “las partes y objetos del avión estaban a aproximadamente 280 millas náuticas (518 km) de Ushuaia, Argentina. El barco de la Marina brasileña permanece en el área de búsqueda en acciones coordinadas con las autoridades chilenas y dos lanchas del navío continúan recolectando restos”.

Sin embargo, y tal como lo informó en su momento la propia FACh, fue el buque pesquero chileno Antarctic Endeavor, perteneciente a la empresa Pesca Chile, el que finalmente había encontrado los restos dos horas antes del horario dado por Bolsonaro en Twitter.

La nave, con 36 tripulantes, se dirigía a su campaña anual de pesca de krill al sureste del lugar donde se perdió contacto con el Hércules C-130, en el Mar de Drake, cuando recibió la noticia del avión siniestrado.

Enrique Gutiérrez, gerente de Pesca Chile, explicó a T13 que “esto es una obligación de la bandera, los que estamos en el área tenemos la obligación, mientras exista la posibilidad e que haya una vida humana humana en peligro, de acudir”.

Así, en vista de las condiciones favorables pudo encontrar restos de esponja que corresponderían a los estanques de combustible del aparato, enviando las imágenes vía WhatsApp a la Armada y la Fuerza Aérea, para luego hacer lo propio con partes que corresponderían al tren de aterrizaje y del fuselaje del avión, además de elementos personales de los pasajeros.

Por su parte, el buque brasileño envió un bote zodiac a la zona, encontrándose con el Antarctic Endeavor dos horas después de los hallazgos de restos, el cual terminó informando de lo sucedido a la Marina de su país, lo que terminó originando la confusión de Bolsonaro.

Relacionados

Comenta