Nacional

Chile: la excepción a la polarización social por el coronavirus

Un informe publicado por la Fundación Carnegie Endowment for International Peace estudió la situación en diez países, con Chile siendo uno de los pocos que se “tranquilizó” con la crisis sanitaria.

Por , 29 de Abril de 2020

El coronavirus no sólo ha significado una crisis sanitaria, sino que en muchos países también ha implicado una polarización social que ha aumentado con el brote. Sin embargo, Chile es la excepción a dicho fenómeno.

Un informe publicado por la Fundación Carnegie Endowment for International Peace estudió la situación en diez países donde ya existía una polarización social y política antes de la pandemia. De esta forma, se analizó la cómo el Covid-19 ha afectado a Polonia, Sri Lanka, Indonesia, Turquía, Estados Unidos, Brasil, Kenia, India, Tailandia y Chile, siendo nuestro país uno de los pocos que se ha “calmado” producto de la situación sanitaria.

Según el estudio, el coronavirus “ha interrumpido la polarización y ha rebajado las divisiones en la esfera política” en Chile, aunque se advierte que se han mantenido las tensiones sociales.

“Después de que el Gobierno introdujo medidas de distanciamiento social, las protestas disminuyeron rápidamente, permitiendo lo que un astuto observador describió como una ‘nueva y frágil tregua social‘”, explica en el informe el analista Andreas Feldmann.

Aclara que “sin embargo, la calma parece deberse mucho más al miedo de la población a contraer el virus y al agotamiento colectivo después de meses de agitación que a la satisfacción con la forma en que el Gobierno ha manejado la crisis y abordado las quejas de la sociedad”.

El cientista político sugiere que aún es demasiado pronto para evaluar el manejo de la crisis por parte del Gobierno, pero hasta ahora su respuesta “parece haber sido efectiva”.

Kenia, India y Tailandia también se han visto situaciones sociales más “tranquilas” productos de la pandemia, donde -según el estudio- se “ha interrumpido la división binaria existente en el corazón de la polarización, aunque las semillas de futuros conflictos siguen presentes”.

En contraste, en Brasil, Indonesia, Polonia, Sri Lanka, Turquía y Estados Unidos la situación se ha vuelto más compleja, donde “el liderazgo político divisivo es el factor principal que intensifica la polarización”.