Nacional

La Moneda comienza jornada vetando dos proyectos: servicios básicos y nuevo Sename

La primera acción busca dejar fuera a las empresas de telecomunicaciones que suspenderían los cobros, mientras que la segunda iniciativa posterga la tramitación a la aprobación de las Garantías de los Derechos de la Niñez.

Por , 9 de Julio de 2020
Click to enlarge
A fallback.

Tras el fracaso de La Moneda de este miércoles, cuando no logró frenar la aprobación del proyecto que permite retirar hasta un 10% de los fondos de las AFP, desde el Ejecutivo ingresaron al Congreso dos acciones que modifican otras iniciativas legislativas. El primer veto fue contra la ley que suspende el cobro de servicios básicos mientras dure la pandemia, y el segundo, respecto a las reformas del Sename.

En el primer caso, y según consta en el sitio web de la Cámara de Diputados, las principales modificaciones del Ejecutivo son no incluir el servicio de telecomunicaciones como básico y que así no se deban frenar esos cobros, y limitar la cantidad de agua utilizada si se quiere acceder a la suspensión del cobro.

El ministro de Energía, Juan Carlos Jobet, insistió en que de continuar el proyecto tal como fue aprobado por el Senado “tiene problemas que podrían afectar su implementación, y por tanto el acceso de las personas a los beneficios”.

“Además, podrían exponer al Estado a eventuales demandas y al pago de indemnizaciones”, cuestionó Jobet.

Sin embargo, el secretario de Estado insistió en que con el veto del Gobierno al proyecto de servicios básicos, “se busca promulgar el proyecto, para dar una señal adicional de tranquilidad a las familias y una muestra de que el Parlamento y el Ejecutivo pueden lograr acuerdos en beneficio de las personas. Por ello, el Gobierno ha propuesto al Congreso Nacional ciertos ajustes al texto aprobado, que permiten compatibilizar el apoyo a las personas, con el cuidado del Estado de Derecho”.

Reforma al Sename

El veto del Gobierno contra el proyecto de servicios básicos no es el único que envió durante la mañana el Gobierno. También buscan, a través de un veto aditivo, hacer ciertas precisiones en torno a la iniciativa que terminaría con el actual Sename.

En esta línea, desde La Moneda pretenden eliminar la disposición transitoria que amarra el inicio del nuevo Servicio Especializado de Protección de la Infancia con la entrada en vigencia de la ley que crea el Sistema de Garantías de los Derechos de la Niñez, que va recién en su segundo trámite legislativo en el Senado tras tres años de debate.

“Si bien se discutió la importancia de este proyecto de ley en la tramitación del nuevo Servicio y en el Acuerdo Nacional por la Infancia, éste aún está en tramitación en el Congreso Nacional, y no fue parte de lo acordado en ninguna de las instancias previas a la Comisión Mixta, precisamente para evitar que ambos debates estuvieran condicionados”, precisaron desde el Gobierno en el veto presidencial.