Cerrar publicidad
Cerrar publicidad
ESPECIAL Coronavirus en Chile: casos confirmados, muertes y últimas noticias ver más

Nacional

Los preparativos de Chile para compartir sedes diplomáticas en el extranjero

Las sedes diplomáticas en Siria, Rumania, Argelia, Grecia y Dinamarca son las que presentan mayores costos.

Los preparativos de Chile para compartir sedes diplomáticas en el extranjero
Por 15 de Agosto de 2020

Si en junio de este año la estrategia de la Cancillería chilena para ahorrar dinero en el contexto de pandemia era cerrar cinco sedes diplomáticas, durante esta semana el ministro de Relaciones Exteriores, Andrés Allamand, pospuso su clausura de forma indefinida y reveló que el eje de acción ahora será concretar acuerdos con otros países del continente para compartir algunas sedes diplomáticas.

En detalle, según contó Allamand en la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara Baja, la idea es concretar acuerdos, “tanto en el marco de la alianza del Pacífico como en el de Pro-sur”. Específicamente, se refirió a Argentina, Brasil y México.

Experiencia en este tipo de medidas ya tiene el Estado chileno, ya que desde hace más de seis años se firmó un acuerdo con Colombia para compartir las sedes diplomáticas en Marruecos, Azerbaiyán y en la misión diplomática de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) en Francia.

La antesala del acuerdo diplomático

Eso sí, a la fecha, según confirmaron fuentes al interior del Ministerio de Relaciones Exteriores a EL DÍNAMO, no ha existido un diálogo directo entre el Gobierno chileno y las naciones vecinas, pero sí lo habrá durante las próximas semanas. Por ello, antes de pensar en compartir algunas sedes diplomáticas, el canciller Allamand deberá efectuar varias llamadas.

Así al menos explicó a EL DÍNAMO el ex subsecretario de Relaciones Exteriores del Gobierno de Michelle Bachelet y actual académico de la Universidad Central, Edgardo Riveros.

Según Riveros, la medida sería sólo una intención, pero con eso bastaría para comenzar. El siguiente paso será gestar una reunión entre los representantes de Chile y las otras naciones para avanzar en la elección de la embajada que compartirán.

Para el subsecretario determinar la sede diplomática sería tarea sencilla porque los informes de Extranjería hablan del alto costo económico que cuesta mantener las sedes de ubicadas en Siria, Rumania, Argelia, Grecia y Dinamarca, precisamente las que el ex canciller Teodoro Ribera buscaba cerrar.

Riveros también planteó que compartir embajadas en países lejanos con nuestro vecinos sería un gran aporte a las relaciones diplomáticas que mantiene Chile con el resto del continente.

“Además de la baja de costos, existe otra externalidad positiva que es la cooperación misma entre los estados que tienen posibilidades de fortalecer la relación entre ellos. Con esto se demuestra una voluntad de cooperación concreta en un tema tan importante como es la interacción diplomática”, explicó Riveros.

¿Qué significa compartir una embajada?

Si bien compartir una sede diplomática puede ser extraño para algunos porque justamente se definen como la sede de un país dentro de otro que sirve como anfitrión, Riveros indicó que “no se reducirán las atribuciones de Chile ya que no se comparten el personal diplomático ni otros representantes”.

Es decir, compartir una embajada no implica perder soberanía, sino que, “sólo compartir la infraestructura del lugar, compartir el espacio físico”.

“Funcionan con autonomía las diferentes representaciones porque es más bien un acuerdo de cooperación entre los estados”, continuó el ex subsecretario de Relaciones Exteriores.

De todas formas el especialista advirtió que estos eventuales acuerdos “no significarían necesariamente disminuir los costos para el Gobierno chileno a la mitad”, ya que, “es relativo porque en general los costos que se rebajan son los de infraestructura”.

“Existen varios métodos, uno es que se compartan por igual los costos de la infraestructura, pero también puede darse que, por ejemplo, Chile pague ya mayor parte del arriendo de la sede diplomática a cambio de otro beneficio que tendrá que entregar el país amigo con el que se comparta el espacio”, concluyó Riveros.

Relacionados

Comenta