CPC rechaza detenciones arbitrarias de empresarios en Nicaragua

Los empresarios chilenos reunidos en la CPC enviamos nuestra solidaridad a los empresarios de Nicaragua que hoy están siendo oprimidos y vulnerados en sus derechos humanos, así como a todo el pueblo nicaragüense, con la esperanza de que pronto recuperen la paz social y la estabilidad democrática.

Compartir

Señor director:

Desde la Confederación de la Producción y del Comercio de Chile (CPC), manifestamos nuestra firme condena y rechazo ante la arbitraria detención del presidente de Consejo Superior de la Empresa Privada (COSEP) y FEDEPRICAP, el empresario nicaragüense Michael Healy Lacayo, y del vicepresidente de COSEP y presidente de UPANIC, Álvaro Javier Vargas Duarte.

Ambas detenciones, sumada a la del ex presidente de COSEP, José Adán Aguerri Chamorro, son actos ilegítimos y atentatorios contra los derechos humanos y la dignidad de estos líderes empresariales, quienes, en su calidad de representantes del sector privado, desempeñan su rol con valentía y rectitud, en defensa de los derechos y las libertades civiles y económicas.

Los empresarios chilenos reunidos en la CPC enviamos nuestra solidaridad a los empresarios de Nicaragua que hoy están siendo oprimidos y vulnerados en sus derechos humanos, así como a todo el pueblo nicaragüense, con la esperanza de que pronto recuperen la paz social y la estabilidad democrática, puesta en riesgo por la actual dictadura.

Confederación de la Producción y del Comercio de Chile (CPC)