Tribunal decide mantener arresto domiciliario para Sebastián Izquierdo

En tanto, Roberto Belmar quedó en prisión preventiva por ser considerado un peligro para la seguridad de la sociedad.

Por
Sebastián Izquierdo es, además, líder de Capitalismo Revolucionario. (Agencia Uno/Archivo).
Sebastián Izquierdo es, además, líder de Capitalismo Revolucionario. (Agencia Uno/Archivo).
Compartir

El Octavo Juzgado de Garantía resolvió mantener el arresto domiciliario a Sebastián Izquierdo, luego de que se llevara a cabo la audiencia de reformalización junto a Roberto Belmar por los delitos de amenazas y lesiones en el contexto de las marchas del Rechazo que se realizaron durante el 2020.

De esta manera, el tribunal rechazó la solicitud de la Fiscalía, que buscaba dejar a ambos imputados en prisión preventiva, medida cautelar que recibió Belmar por incumplimiento y por ser considerado una amenaza para la seguridad de la sociedad.

Esto, pese a que el Ministerio Público presentó antecedentes respecto a hechos ocurridos el 29 de febrero y 7 de marzo de 2020 que daban cuenta que los imputados habrían protagonizado violentos incidentes en el marco de marchas que rechazaban la nueva Constitución, atacando a personas, periodistas y locatarios del sector de Providencia.

A eso se sumó un tercer episodio, en el que una mujer fue agredida por adherentes a la marcha del Rechazo e intentó esconderse en un edificio de Providencia, donde fue seguida por un grupo de seis u ocho personas que la golpearon bastones retráctiles y bates. Tras esto, quedó con herida en su ojo izquierdo, fractura en muñeca derecha y fractura codo izquierdo de carácter grave. La Fiscalía le imputó a Izquierdo y Belmar participación en estos delitos como coautores.

Tras conocerse la resolución, Roberto Belmar pidió ser trasladado a la Cárcel de Alta Seguridad (CAS) por miedo a su integridad física, puesto que en prisión preventiva sufrió agresiones.

Con la decisión del Octavo Juzgado de Garantía, Sebastián Izquierdo, líder de Capitalismo Revolucionario continuará con arresto domiciliario nocturno, prohibición de acercarse a las víctimas y arraigo nacional.