ONU: centros de acogida en Tarapacá serán transitorios y para “migrantes y refugiados”

Desde Unicef se informó que centros de acogida darán atención de alimentación, salud e  higiene y apoyo para la reunificación familiar de extranjeros en Iquique y Colchane.

Por
En los centros de acogida se dará alimentación y servicios de higiene para los inmigrantes
En los centros de acogida se dará alimentación y servicios de higiene para los inmigrantes
Compartir

Naciones Unidas informó oficialmente que, desde junio pasado y luego de una solicitud del Gobierno, tres agencias de la organización trabajan en la instalación de dos Centros de Primera Acogida en la región de Tarapacá para “inmigrantes y refugiados”.

Luego de que el Gobierno informara que fue en septiembre cuando se comenzó a trabajar en la idea de implementar “centros de primera acogida”  con la entidad mundial, desde UNICEF se precisó que la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) comenzó incluso antes.

En un comunicado Unicef explicó que “la OIM se encuentra trabajando en terreno con personal dedicado en Tarapacá desde octubre 2020, financiará la infraestructura del centro de acogida en Colchane, complementando la asistencia humanitaria en Colchane e Iquique, a través de prestaciones de alimentación, alojamiento temporal, transporte humanitario con razones de reunificación familiar y tarjetas de asistencia humanitaria, acciones que ya se encuentran activas”.

La nomenclatura “refugiados”

Aunque en el gobierno se aseguró que los centros no serían para refugiados, las agencias de la ONU si emplearon esa nomenclatura. En el comunicado se afirma que, en los establecimientos, “las personas refugiadas y migrantes que ingresan al país recibirán atención para satisfacer sus necesidades  de alimentación, salud e  higiene”. Del mismo modo, obtendrán apoyo para la reunificación familiar, conexión con sus redes de apoyo e información sobre sus derechos y el acceso a las políticas sociales.

Según el comunicado, los recintos “funcionarán durante el día y asistirán a las familias con alimentos, atención de salud e información sobre acceso a las políticas sociales”.

Los dos centros de acogida serán administrados por el Hogar de Cristo, que se sumó a la iniciativa por experiencia con grupos vulnerables. En ONU agregan que habrá cupos limitados y que no se trata de albergues “sino de una respuesta transitoria y no definitiva para las familias que ingresan al país”.

Desde ACNUR se señaló que se colaborará financieramente con la infraestructura de los centros para que cumpla con estándares adecuados. En tanto que UNICEF dará asistencia técnica para espacios protectores de los derechos de los niños y sus familias.

En Unicef explicaron a EL DÍNAMO que la iniciativa podría ser modelo para otros centros de acogida del Gobierno.