Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

POP

Food Trucks: el último antojo de NYC, por Francisca Sáez

Por 22 de Noviembre de 2010

La idea de vender comida en un camión no es nueva. Siempre me acuerdo de ir a la feria cuando chica con mi papá y comprar pescado de a uno. O siempre están los que venden churros en la playa. Probablemente puedo trazar los orígenes de mis primeros rollos a esas delicias sobre ruedas

 

En Estados Unidos, hasta hace poco no era muy distinto. Estos camiones de comida eran una, sino la única, opción de almuerzo para obreros, jardineros y otros trabajadores que no pueden darse el lujo de tomarse una hora de almuerzo. Pero por estos días estos camiones dejaron de ser exclusividad de quienes nunca habían trabajado en una oficina y se han convertido en las nuevas estrellas de la gastronomía Made in U.S.A.  

 

El salto de comida grasosa a experiencia gourmet fue hace sólo un par de años en Los Ángeles. Entonces, el chef Roy Choi y dos socios en medio de un ataque de hambre nocturno se les ocurrió crear un taco relleno con carne asada al estilo coreano y ¡aleluya! nacieron los tacos coreanos y Kogi, su camión de comida que empezó a pasearse por oficinas a la hora de almuerzo y por boliches tarde a la noche. 

 

Nueva York se apropió del concepto y lo hizo estallar, ayudados por la recesión. Hoy por las calles de esta ciudad uno no sólo se cruza con los clásicos carritos de falafels y hot dogs, sino que con food trucks de BBQ, comida latina, embutidos alemanes, los famosos cupcakes que popularizó Carrie Bradshaw, helados y una larga lista de demases.

 

Son un número obligado a la hora de almuerzo de oficinistas, los fines de semanas en parques o ferias al aire libre, o por tarde a la noche antes de emprender la retirada. ¿Y cómo saber dónde encontrar estos restoranes móviles? Fácil, en internet, porque para ser un camión gourmet hay que tener página en la web y Facebook, cuenta en Twitter y un stream en Flickr. 

 

La fiebre ha sido tal que este año el canal Food Network lanzó el reality The Great Food Truck Race, en la que distintos camiones compiten por el título del mejor mientras recorren y cocinan por distintos puntos de Estados Unidos. El New York Times y la revista New York ya publican sus rankings de los mejores camiones de la Gran Manzana; y desde hace unos años existen los Vendy Awards, los premios oficiales de los camiones de comida de NYC.

 

A mí ya me ha tocado un cumpleaños en el que el catering estaba a cargo del Taco Truck y algunos novios los contratan para mantener a sus invitados con energía durante la fiesta. No sé si veo un ejército de camiones recorriendo Santiago próximamente, pero algo me dice que mercado para una docena hay. ¿Se imaginan salir de un concierto y que un italiano del Dominó te esté esperando, o que algún chef con alma de empresario se lance con su propia apuesta y lleve los tacos coreanos a nuestra larga y angosta faja de tierra sin tener que endeudarse en 3.574 cuotas para pagar por un local? Porque ésa es la receta de esta comida literalmente rápida: ofrecer algo rico y barato que por alguna razón hace que uno se sienta cool mientras hace la cola. Para eso los gringos son maestros.

 

 

Sobre la autora: Francisca Saéz, bloguera de El Dínamo, es periodista y vive en Nueva York hace once años. Ha trabajado para distintos medios chilenos y estadounidenses, y todavía no encuentra una hamburguesa que sea tan rica como un barros luco. 

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día