Síguenos en Facebook X
El Dínamo

Denuncian que hospitales públicos esterilizan a mujeres con discapacidad mental sin cumplir normativa

Entre las faltas que incluye esta práctica está no considerar la participación e información de la paciente, no llevar el caso al comité de ética de los hospitales, ni contar con la recomendación de la Comisión Nacional de Protección de los Derechos de las Personas con Enfermedades Mentales (CONAPPREM).


Nacional

26 de octubre, 2016

Autor:

UTI_-_Hospital_Mário_Dourado_Sobrinho_-_Irecê_-_BA

Pienso decirle que tiene que venir al hospital, porque la van a operar, pero no sé, no me sale cómo decirle. Ella no se da cuenta para qué es”, cuenta nerviosa María Elena Cruces. Este año su hija Camila, una joven de 18 años con síndrome de Down, será esterilizada en el Hospital Dr. Sótero del Río. “No se sabe cuidar a ella, cómo va a cuidar a un hijo. Imagínese que ni Dios lo quiera le pasara eso…serían dos niños”, explica la mujer, quien solicitó la intervención para su hija.

La esterilización a la que será sometida Camila es un procedimiento quirúrgico irreversible -relata un reportaje de Kilómetro Cero-, que en el caso de las mujeres consiste en la ligación o corte de las trompas de Falopio.

Su objetivo es impedir el embarazo. Según los registros de los servicios de salud pública, en Chile se esteriliza a personas con diagnóstico de esquizofrenia, síndrome de Down, psicosis, trastorno bipolar, entre otros trastornos mentales.

Desde los 12 años Camila toma pastillas anticonceptivas y hace dos que una matrona del Hospital Dr. Sótero del Río le contó a su madre que existe esta intervención. La última vez que estuvo con la matrona, María Elena no estaba segura de operar a su hija, pero cuenta que ella le dijo que la esterilización era la mejor opción.

Me dijo que la Camila nunca va a poder preocuparse de un hijo como una niña normal”, asegura.

María Elena llegó hace 37 años a Santiago a trabajar como empleada doméstica, dejando a sus padres y nueve hermanos cerca de Nacimiento, en la Región del Bío-Bío. Hoy vive en la comuna de La Granja sola con su hija, que depende exclusivamente de ella, ya que el padre de Camila las abandonó cuando ella tenía casi un año. Según María Elena, él creía que la discapacidad de su hija se debía a que dio a luz a los 42 años.

“Lo estoy haciendo por el bien de ella. No me queda otra alternativa, porque mi edad ya está muy avanzada. Nadie va a estar con sus controles como yo los tengo, a mí me deja más tranquila esto”, explica.

La Norma General Técnica Nº 71, que regula la esterilización quirúrgica en personas con enfermedad mental, indica: “Nunca debe indicarse en menores de edad”. El argumento es que no han completado su desarrollo (ver norma). Por esto Camila será esterilizada ahora que cumplió 18 años.

Según la norma, se debe optar por tratamientos reversibles, como anticonceptivos orales, implante anticonceptivo subdérmico o un dispositivo intrauterino, que funcionan por tres o cinco años. Estos métodos están disponibles en el sistema público de salud y se ofrecen como alternativa a la esterilización en consultorios y hospitales.

Aunque no existe ningún registro oficial nacional de las esterilizaciones a menores con discapacidad mental, es posible constatar que esta práctica ocurre en los hospitales del país. Según información de Transparencia, en el Hospital Regional de Copiapó se esterilizó en 2014 a una menor de 17 años con síndrome velocardiofacial (ver respuesta 1) y en 2015 en el Hospital Clínico San Borja Arriarán se esterilizó a una menor de 16 años (ver respuesta 2). En el Hospital San José confirman que en 2013 se esterilizó a una menor de 15 años con discapacidad mental (ver documento 1).

Desde 2008 a la fecha, en el Hospital Las Higueras de Talcahuano se han realizado 12 esterilizaciones a mujeres con discapacidad mental. Tres fueron a menores de edad. Una de las niñas esterilizadas tenía 15 años y “70% de discapacidad mental”; las otras dos tenían 16 años, una con retardo mental moderado, y la otra con retardo mental severo, constata el Servicio de Salud de Talcahuano (ver respuesta 3).

El reportaje original es de Kilómetro Cero, de María Victoria Coutts y Francisca Garay. Léelo completo acá.

Notas relacionadas

Comenta esta noticia