Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar
La visión del INDH sobre Sename: "Se usa la violencia como forma de castigar, de inhibir e intimidar" La visión del INDH sobre Sename: "Se usa la violencia como forma de castigar, de inhibir e intimidar"

"La tortura nunca puede estar justificada, nunca, y menos aún en los casos en que hay niños o niñas involucrados", precisó el abogado de la institución.

Nacional

La visión del INDH sobre Sename: "Se usa la violencia como forma de castigar, de inhibir e intimidar"

Por 19 de Diciembre de 2016

El Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) es una de las partes querellantes en el caso de Lissette Villa, la menor fallecida en abril pasado en el centro Cread Galvarino de Estación Central, y donde cinco funcionarios del Sename serán formalizados por torturas.

Esto, luego que La Tercera diera a conocer el informe del Servicio Médico Legal, donde se determina que la ñiña de 11 años murió “asfixia por sofocación producto de compresión mecánica externa”, ya que dos cuidadoras -identificadas como Conne Fritz y Thiare Oyarce -la pusieron boca abajo en el suelo y se subieron arriba de ella, lo que incluso le provocó una fractura de costilla.

Ante esto, el abogado Luis Torres declaró a radio Cooperativa que “no es que la tortura se haya transformado en una práctica deliberada”, pero sí hay “personal no idóneo para tratar a niños con algunos problemas particulares, lo que ha generado que el control sobre ellos exceda lo permitido, transformándolo en conductas que atentan gravemente contra la integridad personal y que son dolorosas para los menores”.

“En el caso de Lissette la tortura operó en el procedimiento que los funcionarios cuestionados -que van a ser formalizados- adoptaron en el momento en que ella tuvo la complicación médica, que fue abordada de una manera inadecuada, fuera de todo protocolo, y que implicó el despliegue del uso de la fuerza, generando dolor y, en definitiva, causando la muerte de la menor”, sostuvo.

Junto con ello, el profesional argumentó que hay “abandono en el control y la fiscalización que hay del personal que está trabajando en estos centros y que tiene la resolución de los eventos críticos con los menores, porque es allí donde se han producido abusos”.

“En el fondo se han servido de estos mecanismos de aplicar la violencia como forma también de castigar, de inhibir, de intimidar, de discriminar, en algunos casos, y eso nunca está justificado. La violencia está siendo una forma de solución de los conflictos y ése no es el sentido de la violencia autorizada, que, sobre todo en el caso de los menores de edad, es muy restrictiva: sólo para aquellos casos de última razón, donde ya no operó nada más, se puede proceder al uso de la fuerza para neutralizar al niño o niño en condición crítica, pero no es la regla general”, detalló.

“La tortura nunca puede estar justificada, nunca, y menos aún en los casos en que hay niños o niñas involucrados”, precisó.

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM
Ahora en Portada

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día