Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar
Pilar Molina versus Ossandón: la polémica política del momento bajo la lupa de cinco periodistas Pilar Molina versus Ossandón: la polémica política del momento bajo la lupa de cinco periodistas

Alejandra Matus, Patricio Cuevas, Mirna Schindler, Fernando Paulsen y Faride Zerán entregan su mirada al episodio que marcó el debate radial de Chile Vamos.

Nacional

Pilar Molina versus Ossandón: la polémica política del momento bajo la lupa de cinco periodistas

Por 16 de Junio de 2017

“Me han investigado por todos lados y si la señora Pilar Molina no es capaz de demostrar eso yo voy a defenderme en las instituciones que corresponden. La voy a demandar. No aceptaré que una periodista que participa activamente del comando de Piñera me acuse”.

Esa fue la primera reacción de Manuel José Ossandón luego de que en el debate radial de este jueves, la periodista Pilar Molina asegurara que “un empresario le había confirmado” que el pre candidato presidencial de Chile Vamos había solicitado una boleta a nombre de su hermana.

Fue el inicio de un debate que mantiene agitadas las aguas en la derecha, tanto que el mismo Ossandón aseguró este viernes que las relaciones estaban quebradas con el piñerismo. Posteriormente acusó una maniobra política que calificó como “Kioto II”.

El debate sobre el proceder de Molina con el candidato está instalado. En ese contexto, cuatro periodistas de radio, TV e investigación compartieron su punto de vista con El Dínamo.

Alejandra Matus

“Hay varios puntos para analizar. Primero, la pregunta que hace Pilar Molina al candidato Ossandón era relevante, eso se lo concedo. Si el lema de campaña del ex alcalde está relacionado con su supuesta pureza sobre la corrupción, la pregunta se sostiene completamente.

Sin embargo, la forma en que lo hizo tiene dos faltas importantes desde el punto de vista periodístico. Primero, le faltó reporteo. El empresario que habló con ella le dijo que el favor se lo había pedido a través de un amigo en común. Esa fuente no puede demostrar efectivamente que la boleta la pidió Ossandón, solo puede demostrar que la boleta la habría pedido Ossandón a ese tercero. Se debería haber confirmado, entonces, la información con ese tercero. De lo contrario, no lo debía usar, porque no era suficiente.

Y segundo, basándonos en el estándar periodístico, el rol del reportero es buscar la verdad para el público, que en teoría no puede buscar la verdad por sí mismo y necesita del periodista. La pregunta se hizo por el público, pero la obligación periodística también requiere de una conducta justa con el entrevistado. Al entrevistado no le puedes pedir un imposible, en este caso, que recuerde todas las boletas del año 1999. Eso es extender demasiado las reglas del juego.

Hay que respetar estándares de justicia y ecuanimidad. Por eso, lo justo con Ossandón y el público era contar completa la historia. Claro, la historia la conocemos ahora, pero en ese minuto Ossandón no la tenía y eso no es justo. Es como el debido proceso en la Justicia: la defensa siempre tiene el derecho a conocer los antecedentes de la acusación. Si eso es así en la Justicia, en el periodismo debe respetarse mucho más, porque no somos un tribunal. Al no respetarse eso, se transformó en una acción artera que abusa de los métodos periodísticos”.

Mirna Schindler

“Me parece válido que un periodista, en el marco de un debate o en una campaña como la que vivimos, reciba una información que sea verificable y que -si parece válida- la confirme, que es lo que aparentemente ocurrió. Finalmente la usó para contrarrestar a un candidato que ha hecho de la anti corrupción su campaña y -en ese contexto- me parece correcto.

Incluso Pilar Molina le revela el nombre al candidato Ossandón y la misma fuente confirma la denuncia posteriormente. Desde esa perspectiva, viéndolo desde el periodismo, pregunto abiertamente qué periodista, luego de haber recibido esa información, la habría invalidado.

Lo importante es que Pilar Molina se hace cargo y el medio en cuestión, Agricultura, también lo hace. Lo que pase con este caso de aquí en más… si se logra probar que Ossandón lo de las boletas o facturas de la hermana de Ossandón, esa es harina de otro costal. Si es operación política, no me corresponde decirlo.

Si a mí me hubiese llegado esa información y logro tener al denunciante hablando, como ocurrió, yo también lo ocupo, independiente del candidato que sea”.

Patricio Cuevas

“La reacción de Ossandón es reveladora, sobre todo porque siempre sostuvo duras palabras en contra de quienes cometen faltas de este tipo.

Ahora, él tiene derecho a hacer lo que quiera. Y la periodista, si respalda sus afirmaciones, tiene derecho a preguntar lo que sea también. Un buen candidato está por sobre estas cosas.

Si es real lo que Ossandón sostiene (que es una acusación infundada y que se querellará), uno espera de todas formas una reacción adecuada, no una pataleta. El buen candidato está por sobre estas cosas. Es como los malos arbitrajes en el fútbol: ‘nos ganaron por un penal mal cobrado’. Lo cierto es que te ganan porque no fuiste capaz de sobreponerte a eso”.

Fernando Paulsen

“Lo que entiendo que pasó, es que Pilar hizo una pregunta en específico respecto de si es que había hecho alguna vez boletas falsas en función de lo que una fuente humana le había contado a ella. La diferencia entre una fuente humana y una documental es que la documental habla por sí sola. En el caso de la fuente humana hay que pasar por una serie de filtros periodísticos.

Yo creo que para que Pilar haya hecho la pregunta, ella se tuvo que haber convencido de que lo que le contaron tiene que tener visos de realidad, porque si no, no haría la pregunta.

Para que esa información pase a convertirse en una pregunta, necesito darle un mínimo de veracidad porque si no lo que podría estar potencialmente haciendo es siendo manipulado como periodista para transmitir una cosa falsa.

Pilar Molina tiene que haber tenido un mínimo de certeza, se tiene que haber hecho la idea que había un mínimo de veracidad en lo que le contó su fuente para poder hacer esa pregunta. Eso no tiene que ver si está mal hecho o no, lo que estoy diciendo es que nadie hace una pregunta de esas características en el vacío, solo porque alguien le contó”.

Faride Zerán

“Más allá del estilo o motivaciones políticas de la profesional para con el entrevistado,  por una parte ella ejerció  su derecho a preguntar en un panel donde se espera que los  periodistas hagan periodismo y no relaciones públicas,y lo hizo sustentando su pregunta suponemos en fuentes  confiables.

Esto porque asumimos que  al contener su pregunta una acusación, la profesional tuvo el rigor de chequear la veracidad de esas fuentes. El que no entregara el nombre sino después está dentro de las rutinas periodísticas aceptables”.

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM
Ahora en Portada

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día