Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar
El lapsus de Sebastián Piñera para cuestionar libertad de comuneros involucrados en Operación Huracán El lapsus de Sebastián Piñera para cuestionar libertad de comuneros involucrados en Operación Huracán

El candidato de Chile Vamos terminó confundiendo el caso Iglesias con la liberación de los ocho comuneros formalizados por la Operación Huracán.

Nacional

El lapsus de Sebastián Piñera para cuestionar libertad de comuneros involucrados en Operación Huracán

Por 19 de octubre de 2017

Sebastián Piñera, candidato presidencial de Chile Vamos, quiso sacar la voz para cuestionar la decisión de la Corte Suprema de dejar en libertad a los ocho comuneros mapuche formalizados en el marco de la Operación Huracán.

Y es que el abanderado confundió esta investigación con el llamado caso Iglesias, donde cuatro comuneros que cumplieron una huelga de hambre de más de 100 días para que se retirara la querella por Ley Antiterrorista presentada por el Gobierno y que aún continúan en prisión preventiva acusados de quemar un templo evangélico en Padre Las Casas en 2016.

“Una Sala de la Corte Suprema, por un problema de forma, que pudo haberlo subsanado, decretó la libertad de ocho personas que están presuntamente acusados de haber quemado una iglesia con niños y mujeres dentro, ¿quién se hace responsable si se fugan?, ¿quién se hace responsable si vuelven a cometer delitos terroristas contra las familias chilenas?”, señaló Piñera sin darse cuenta de su error.

En la misma línea, indicó que en caso de volver a La Moneda se hará cargo “de una nueva forma de enfrentar la inmigración, un Chile más seguro y en paz. Tenemos que enfrentar de otra forma la delincuencia, el narcotráfico y el terrorismo, porque estamos perdiendo esa batalla”.

Además, reiteró sus críticas a la Presidenta Michelle Bachelet y sostuvo que “un buen Presidente debe ser como un buen padre de familia, preocuparse de todos sus hijos, de lo que realmente les importa a sus hijos y, en forma muy especial, de los más vulnerables y de los más necesitados, y no atender solamente a las prioridades de los políticos o de los organismos internacionales o de los grupos de presión”.

“Un buen Gobierno no se lo mide por la cantidad de malas reformas que hace, se le debe medir por el aporte que hace a mejorar la calidad de vida de todos los chilenos”.

Relacionados

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día