Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar
Único condenado por la muerte de Jaime Guzmán: “Fue un asesinato cobarde porque estaba desarmado” Único condenado por la muerte de Jaime Guzmán: “Fue un asesinato cobarde porque estaba desarmado”

Uno de los fundadores del Frente Patriótico Manuel Rodríguez (FPMR), Enrique Villanueva Molina, de 61 años, se refirió a la muerte de senador de la UDI Jaime Guzmán, hecho por el cual fue condenado a 15 años de cárcel luego de 21 años de investigación.

País

Único condenado por la muerte de Jaime Guzmán: “Fue un asesinato cobarde porque estaba desarmado”

Por 14 de Septiembre de 2012

Uno de los fundadores del Frente Patriótico Manuel Rodríguez (FPMR), Enrique Villanueva Molina, de 61 años, se refirió a la muerte de senador de la UDI Jaime Guzmán, hecho por el cual fue condenado a 15 años de cárcel luego de 21 años de investigación.

En entrevista con el vespertino La Segunda, el denominado “comandante Eduardo” relató que estuvo en prisión preventiva durante tres meses y luego quedó en libertad provisional, con firma mensual, mientras se dicta su condena por parte del juez Mario Carroza.

Villanueva reside en la comuna de Las Condes y respecto a la muerte del fundador de la UDI sotuvo que “no avalo su asesinato, esa nunca fue ni será una opción revolucionaria. Un asesinato cobarde, además, considerando que era un hombre desarmado”.

“Pero yo pertenezco a una generación de jóvenes que sufrimos lo más cruel de las torturas y el rigor de un régimen cuyo ideólogo era Guzmán, por tanto no era un personaje de mi devoción. Me provocaba una enorme animadversión. Lo que dije fue en el contexto de quién era la persona y sus ideas, pero eso no avala su asesinato”, añade.

De igual forma, expresó que “mi opinión, además, fue en base a un hecho consumado, del cual el jefe del FPMR (Apablaza) me aseguró que el FPMR no era su autor. Sería hipócrita ocultar mis sentimientos hacia personas como él, pero eso no me hace culpable de su asesinato”.

Asimismo agrega que “quienes cometieron este crimen se habían quedado sin cobertura política para seguir actuando en la clandestinidad y se mantuvieron enjaulados en su verdad absoluta, en una burbuja que flotaba en el convencimiento de una irracionalidad sectaria, ya que de otro modo, y por otros medios, no serían capaces de alcanzar sus objetivos políticos. Por ello asesinan a Guzmán, para “tirar el mantel” e imponer sus ideas por la fuerza”.

Villanueva reclama que “lo que han hecho conmigo es una aberración. Me han privado de insertarme en la democracia por la cual luché a lo largo de mi vida. Volví a Chile de manera voluntaria y estaba aportando en una universidad pública, he desarrollado proyectos sociales, he trabajado sistemas e implementado sistemas de calidad y excelencia, es decir he aportado a mi país. Sin embargo, a raíz de una acusación insana, de alguien que es la antítesis de mi vida, se me juzga y se pretende hacer conmigo una bandera política para una lucha sin razón, culpándome de un crimen que no cometí”.

Finalmente pide que lo “dejen que viva en paz”, “además, parte importante de este juicio absurdo, que insiste en condenarme al parecer por todo medio sin importar el fin, es aberrante; no soporta un análisis ni juridico ni político coherente. Soy el chivo expiatorio que se necesita… en fin, que la justicia haga su trabajo, pero bien, en eso confío”.

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día