Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Actualidad

Miel Blanca, ganadora de El Discípulo del Chef: “El boom de los programas de cocina va a seguir y lo ratifica su éxito”

La estudiante de Gastronomía de Inacap, quien actualmente se encuentra realizando su práctica profesional, afirma que “esto recién está comenzando, hay muchas cosas por hacer y formatos que en Chile aún no se han visto”.

Miel Blanca, ganadora de El Discípulo del Chef: “El boom de los programas de cocina va a seguir y lo ratifica su éxito”
Por 22 de Enero de 2020

La noche del 23 de diciembre de 2019 se transmitió la gran final del programa de cocina de Chilevisión “El Discípulo del Chef”, donde vimos a la estudiante de Gastronomía Internacional de la sede Puente Alto de Inacap coronarse como la gran ganadora, tras sorprender con su entrada de ostras en agua de tomate, su costillar de jabalí con piñones y su mousse de chocolate bitter con gel y polvo de rosas.

Hoy, a un mes de su triunfo, Miel Blanca confiesa a El Dínamo cómo fue su paso por el programa, cuáles son sus proyecciones y analiza el boom de los programas de cocina, el cual tendrá como su próximo exponente a “Masterchef Celebrity”, el reality que transmitirá Canal 13 y que contará entre sus filas con el cantante Pablito Ruiz, el periodista Carlos Zárate y la actriz Ignacia Allamand, entre otros.

Tras bambalinas

Ser parte de un programa de televisión de este tipo requiere de una dedicación ‘full time’. De hecho, en el caso de “El Discípulo del Chef” las grabaciones comenzaban alrededor de las 8:30 horas y finalizaban entre las 15 y 16 horas, según detalló Miel.

Pero, ¿qué pasaba durante esas largas jornadas de grabación y cómo se daba la convivencia?

-Nos convertimos como en una familia, porque al final compartíamos más tiempo con el equipo del programa y la producción que con nuestra propia familia. La verdad es que la producción se preocupó mucho de nosotros y nos preguntaba si estábamos bien, e incluso teníamos una enfermera. Además, los días de contingencia -y debido a los problemas de movilización- a algunas personas las iban a buscar a las casas; fueron un 7.

También hubo momentos de nerviosismo, pero entre todos nos fuimos apoyando y creamos una familia, fueron lazos súper bonitos y que hasta ahora siguen vigentes.

Entre los participantes del programa había algunos aficionados y otros con estudios de cocina. En vista de ello, ¿consideras que hubo niveles de exigencia distintos?

-Yo pienso que no había una exigencia diferente, pero uno -como estudiante de cocina que ya está terminando la carrera- obviamente se pone una autoexigencia distinta, y es que tienes más conocimientos porque estudiaste dos años una carrera.

Entonces, sí hay una presión diferente, y en mi caso me sentía más presionada también porque quería representar a mi escuela. Así que me exigí mucho, y eso igual pasaba con otros compañeros que venían de carreras gastronómicas.

Proyectos y sueños

Tras lograr un tremendo aprendizaje y adjudicarse como premio 20 millones de pesos por “El Discípulo del Chef”, Miel afirma que le gustaría retribuir de alguna manera esto a la comunidad, y por lo mismo, entre sus planes contempla trabajar con niños y adultos mayores.

“Me gustaría trabajar con fundaciones, con niños pequeños, con abuelitos, y ayudarlos con su alimentación. Quiero hacer talleres de cocina saludable y entretenida, que sea también ecológica y que los niños aprendan cómo cuidar el planeta. Yo creo que de eso falta mucho y es algo que necesitamos como planeta”, detalló Miel Blanca.

Asimismo, y muy en línea con lo que se encuentra desarrollando en su práctica profesional que comenzó hace pocos días y que se extenderá por tres meses, la estudiante de Gastronomía quiere incluir la recolección como parte de su cocina, rescatando así diferentes insumos y sabores del territorio nacional.

Y ya más a largo plazo, Miel tiene el interés de contar con un food truck o un restaurante que “sea sustentable, que trabaje con la naturaleza, que es lo que me gusta y me apasiona”.

Pero no sólo eso, pues la lista de proyectos de la joven es extensa, y sigue con la idea de montar una exposición gastronómica junto a su compañera del programa María Paz, además de tener en carpeta continuar estudiando.

“Estoy pensando en seguir estudiando la carrera y sacar la Administración Gastronómica completa, porque ya egresé con el técnico y me falta sólo la práctica para titularme. Y creo que tengo dos caminos: seguir estudiando o agarrar experiencia por otras partes”.

En cuanto la continuidad de estudios, Miel Blanca señaló que “yo confío plenamente en que Inacap es una de las mejores instituciones donde puedo recibir conocimientos, así que no hay duda de que si me decido por seguir con la Administración Gastronómica, estudiaré en Inacap”.

¿Seguirá el boom?

El ciclo de los programas de cocina en Chile se inició en 2014 con “Top Chef” de TVN y la primera temporada de “Masterchef” de Canal 13. Y, desde entonces, han sido varios los programas que les han seguido y casi 6 años los que han transcurrido, pero el formato parece no agotarse.

¿Crees que este boom de los programas de cocina continuará por un buen tiempo?

-Por supuesto que sí y lo ratifica su éxito. Me parece súper bien que se realce todo el tema gastronómico, porque hace algunos años no se veía tanto lo que es la gastronomía ni en Chile ni en el mundo.

Me gusta que se esté tomando el peso emocional de lo que es la cocina, que es súper placentera y que está relacionada con instancias como las reuniones familiares, y queda demostrado con el éxito que tiene cada programa.

Definitivamente va a seguir este boom, y si se puede ir más allá seguramente habrá más programas, hay que sacarle mucho más partido al área gastronómica. Esto recién está comenzando, hay muchas cosas por hacer y formatos que en Chile no se han visto aún. Ahora se viene lo de los famosos cocinando, que es algo que llama mucho la atención. En definitiva, yo creo que un programa de cocina es un éxito asegurado.

Miel Blanca

Miel Blanca.

Relacionados

Comenta