Actualidad

“A cambio de causar problemas, te enviaré a la tumba”: Dueterte ordena matar a quienes no respeten la cuarentena

“Ustedes no son el gobierno. No anden por ahí causando problemas”, advirtió la autoridad.

Por Gabriela Romo Pontiggia, 2 de Abril de 2020

El Presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, ordenó a las fuerzas de la ley “disparar a matar” a aquellas personas que no respeten la cuarentena obligatoria dispuesta por las autoridades con el fin de evitar la propagación del coronavirus.

“No dudo. Mis órdenes son para la policía y el ejército, si hay problemas o surge una situación en que la gente pelea y sus vidas están en peligro, disparen a matar”, señaló anoche el mandatario en un discurso televisado.

“Muerto. A cambio de causar problemas, te enviaré a la tumba”, amenazó Duterte el mismo día en el que una veintena de personas del sector de San Roque, en Manila, protestaran sin permiso ante la policía para exigir ayuda oficial para salir adelante.

“Ustedes no son el gobierno. No anden por ahí causando problemas y disturbios porque ordenaré su detención hasta que finalice el brote”, sostuvo.

Si bien el Presidente obtuvo la semana pasada “poderes especiales” del Congreso para lidiar con el coronavirus en una ley que incluye la provisión de 4.000 millones de dólares para repartir entre 18 millones de hogares desfavorecidos del país, donde el 16 % de la población vive bajo el umbral de la pobreza, no hay sido suficiente, porque la gente sigue congregándose en las calles en búsqueda de comida.

“Estamos seriamente alarmados por las palabras del presidente, que se traducirán en formas peores y más brutales de violaciones de los derechos humanos, represión y violencia estatal en los próximos días”, lamentó la organización de derechos humanos Karapatan.

“No se puede esperar que la gente permanezca en silencio si sus estómagos se revuelven” señalaron, al mismo tiempo que advirtieron al gobierno que “no deben aferrarse a planes fascistas y militaristas contra una nación azotada por el hambre y en enojo contra un régimen incompetente”.