Educación

Universidades estatales presentan a Mineduc medidas de equidad de género

Vivaldi destacó que “hicimos notar que en muchas de nuestras universidades ya se ha avanzado en la materia, mucho más de lo que aparece en ese acuerdo, y quisiéramos que otras universidades también consideraran las cosas que hemos puesto en primer plano”.

Por , 9 de Abril de 2019

En el marco del Consejo Coordinador de Universidades del Estado, los 18 planteles estatales entregaron un documento al Ministerio de Educación que incluye una serie de medidas, elaboradas de manera participativa con las comunidades y que han ido implementando de manera progresiva para enfrentar la desigualdad de género.

“Junto con firmar la declaración que nos pide el Consejo Asesor del Ministerio, hemos hecho público un documento que pretende enfatizar otros aspectos que ya están en marcha en nuestras universidades pero que quisiéramos que el conjunto de las instituciones, yo diría no solamente universitarias ni de educación superior, sino que sea temas a ser conversados por todo el sistema educacional, porque muchos de ellos precisamente tienen que ver con cómo se refuerzan ciertos estereotipos de los niños y niñas que terminan teniendo un impacto muy profundo en las posibilidades reales que las mujeres tienen en el mundo académico y de las universidades”, explicó el rector de la Universidad de Chile y presidente del CUECH, Ennio Vivaldi.

Estas medidas apuntan a:

1.- Avanzar hacia una política de igualdad de género común a todas nuestras universidades dirigida a transversalizar el enfoque de igualdad en las distintas áreas del quehacer universitario.

2.- Establecer unidades o direcciones de género en cada Universidad encargadas de proponer, coordinar y hacer seguimiento a las políticas y acciones antidiscriminatorias.

3.- Establecer una política de prevención y erradicación de la violencia sexual y la discriminación arbitraria, y de atención a las personas afectadas.

4.- Reconocer el nombre social de las personas trans -estudiantes, académicos/as o funcionarios/as- en las gestiones y documentos universitarios.

5.- Implementar una política de educación no sexista que erradique los estereotipos y sesgos que reproducen las desigualdades de género, tanto en las prácticas como en los contenidos educativos, abordando, entre otras cosas, los modelos educativos de las universidades.

6.- Instalar estándares de formación inicial docente con enfoque de género, y, a su vez, proponer estándares de género como criterios de calidad para los procesos de acreditación institucional y de programas de formación de pregrado y postgrado.

7.- Implementar una política de corresponsabilidad social en el cuidado que permita enfrentar las barreras asociadas a los roles familiares que limitan el desarrollo de la carrera de las mujeres, e incentivar un rol más relevante de los hombres, y de las instituciones públicas en la importante función del cuidado de las personas.

Vivaldi destacó que “hicimos notar que en muchas de nuestras universidades ya se ha avanzado en la materia, mucho más de lo que aparece en ese acuerdo, y quisiéramos que otras universidades también consideraran las cosas que hemos puesto en primer plano, como por ejemplo la cantidad de mecanismos por los cuales se perpetúa la injusticia que hoy día hay entre hombres y mujeres. Temas como la brecha salarial, la denuncia y castigo por las situaciones de violencia de género, las oportunidades reales que se les da a las mujeres, tanto como en el conjunto de la comunidad: estudiantes, académicas y funcionarias”.