Mujeres y educación superior: ¿por qué elegir una carrera técnica ligada a la industria?

Altos índices de empleabilidad y amplias oportunidades de desarrollo profesional es la oferta que tienta, aunque de a poco, a las mujeres a entrar a este tipo de programas.

Por › Actualizado: 16:55 hrs
Mujeres y educación superior: ¿por qué elegir una carrera técnica ligada a la industria?
Compartir

Según Mifuturo.cl, quienes estudian para ser técnicos en Instrumentación, Automatización y Control Industrial, por ejemplo en un Centro de Formación Técnica (CFT), tienen un 79,5% de empleabilidad al primer año de egreso. Y es que las cifras actuales dan cuenta que cursar una carrera técnica puede ser en muchos casos sinónimo de conseguir empleo en el corto plazo, ya que muchas de estas profesiones superan el 70% de empleabilidad.

De hecho, el promedio nacional de empleabilidad de quienes estudian en un CFT carreras como Técnico en Logística y Técnico en Procesos Industriales es aún más elevado, llegando a un 82,9% y un 81,2% al primer año de egreso respectivamente.

Sin embargo, pese a los positivos números que avalan este tipo de carreras, aún sigue siendo baja la cifra de mujeres que apuestan por programas ligados a áreas como la informática y las telecomunicaciones, electricidad y electrónica, y mecánica, y que justamente son algunas de las que se prevé que tendrán una mayor demanda debido a la llegada de la Industria 4.0, también conocida como la IV Revolución Industrial.

Mientras las mujeres superan ampliamente a los hombres en carreras asociadas al área de la salud y educación, con una participación de un 76% y 74% respectivamente, los hombres marcan una fuerte diferencia en carreras referentes a tecnología, llegando a un 78%.

Y en el caso, por ejemplo, de carreras alusivas a electricidad y electrónica, la matrícula de mujeres en CFT e IP (Institutos Profesional) llega sólo a un 4%.

En tanto, y según datos del Consejo Nacional de Educación, las carreras con menor participación de mujeres son Ingeniería Mecánica y Técnico en Mecánica Automotriz. Esto, a pesar de que esta última se encuentra entre las 15 carreras técnicas con mejores ingresos, tras alcanzar un promedio de $948.428 al cuarto año de egreso.

Asimismo, carreras como Técnico en Mantenimiento Industrial, Técnico en Mecánica Industrial, y Técnico en Instrumentación, Automatización y Control Industrial, también se posicionan entre las especialidades técnicas con las más altas remuneraciones. Específicamente, éstas promedian al cuarto año de egreso $1.667.030, $1.332.237 y 1.076.662 respectivamente.

Campo laboral y oportunidades

Convencida por su pasión por los autos, Mackarena Vera entró en 2017 a estudiar la carrera de Técnico en Mecánica Automotriz en la sede de Arica en Inacap. “Siempre he tenido preferencia por los vehículos, desde chica. Me crié con mi papá, entonces nunca vi estas cosas como propiamente de hombres”, relató Mackarena.

Pero el gusto de Mackarena no era compartido por muchas mujeres. De hecho, cuando ella entró a estudiar eran únicamente dos en el curso, un ejemplo claro de la baja participación femenina en este tipo de carreras. Y hoy la cifras no son mucho más elevadas: tan sólo un 3,4% de los alumnos de carreras asociadas al área Mecánica en Inacap corresponde a mujeres.

Pese a ello, poco a poco, más mujeres han ido optando por estos programas cuyas principales ventajas aluden a las amplias oportunidades de desarrollo profesional y a los altos índices de empleabilidad. “Con el paso del tiempo muchas se han dado cuenta que la mecánica es entretenida. Desde que entré hasta ahora, varias han entrado a la carrera. He visto varias niñas que van algunos semestres más abajo que se han atrevido a integrarse a mecánica”, detalló Mackarena.

Y es que, según esta alumna, las opciones laborales que otorga una carrera como ésta son múltiples. “Tenemos las mismas capacidades que los hombres, y quizás algunas tengan muchas capacidades para lograr grandes cosas en el área de mecánica, y no solamente en los autos, porque el área mecánica abarca la maquinaria pesada, la mantención en las minas, y cada vez va más en aumento la participación de las mujeres en la minería, en las fábricas grandes, en las automotoras”, detalló.

Asimismo, Mackarena -quien optó por continuar sus estudios y cursar Ingeniería en Maquinarias, Vehículos Automotrices y Sistemas Eléctricos- destacó que “por el lado del sueldo, pasa que también es muy bien pagada la carrera, siempre y cuando piense en grande”.

En el caso de Yihara Molina, estudiante de segundo año de Técnico en Automatización y Control Industrial de la sede de Inacap en Maipú, la motivación para entrar a estudiar esta carrera pasó tanto por el carácter innovador de ésta como por sus altos índices de empleabilidad.

“Lo que inspiró para entrar estudiar es básicamente la innovación que busca la automatización, y en mi caso es una automatización industrial. Además, busqué cómo eran las expectativas laborales de esta carrera y vi que se estaba requiriendo harto, entonces, también éste fue un factor que me impulsó a estudiarla”.

En esa línea, Yihara resaltó que, por ejemplo, “las oportunidades son muy buenas. Yo todavía no soy técnico, pero realicé mi práctica y ya estoy trabajando como técnico. Hay mucha demanda de trabajo”.

En vista de ello, la invitación que realiza Yihara es que más mujeres se atrevan a cursar carreras del área de Electricidad y Electrónica, donde la participación femenina hoy apenas llega a un 4,6% en Inacap.

Súmate ahora a EDICIÓN AM

Parte el día informado

Debes ingresar un email válido

Gracias por suscribirte!

Más Educación

Últimas noticias

Populares