Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Educación

Estudiantes de la U. Chile y U. Católica deberán seguir esperando: aún no hay una fecha fija para el regreso a clases presenciales

A diferencia de algunas universidades privadas, que ya comenzaron con el retorno de pequeños grupos de alumnos, en estos dos planteles no se ha marcado en el calendario cuándo podrían retomarse algunas actividades presenciales.

Estudiantes de la U. Chile y U. Católica deberán seguir esperando: aún no hay una fecha fija para el regreso a clases presenciales
Por 12 de Septiembre de 2020

Si bien ya hay planteles en los que un grupo de alumnos regresó a los campus, como es el caso de las universidades de Los Andes y Adolfo Ibáñez, en la Universidad de Chile y en la Pontificia Universidad Católica de Chile, aún no existe una fecha fija para el retorno a las clases presenciales.

Así lo afirmó a EL DÍNAMO el subdirector de pregrado de la U. de Chile, Carlos Rilling, quien aseguró que “no hay una fecha definida, porque la principal preocupación de la Universidad de Chile es la seguridad de sus estudiantes, académicos, funcionarios, de las familias y cercanos de los miembros de la comunidad universitaria, que están distribuidos por toda la Región Metropolitana (RM), y en algunos casos, fuera de ella. Hay que recordar que tenemos un grupo mayoritario de estudiantes que se desplaza en transporte público”.

En esa línea, la autoridad de la Universidad de Chile hizo énfasis en que la programación de un eventual regreso a clases debe ser muy cuidadosa, contemplando diferentes aspectos y medidas preventivas, asociadas -por ejemplo- a desplazamientos, ingresos, permanencias y salidas de la casa de estudios. Esto, con el fin de proteger a la familia y al entorno de todos quienes conforman la comunidad universitaria.

Pero no sólo eso, pues Rilling también recalcó que, la idea de retomar algún grado de presencialidad, sólo podría materializarse cuando las condiciones sanitarias así lo permitan. “La decisión sobre fechas, además, debe tomarse considerando que la situación sanitaria esté controlada, algo que, hasta el momento, aún no se ha logrado. Aún tenemos comunas en la Región Metropolitana, donde operan algunos de nuestros campus, que se encuentran, por ejemplo, en cuarentena”, agregó.

En el caso de la Pontificia Universidad Católica de Chile, tampoco hay una fecha definitiva de retorno de estudiantes en fase 3. De todos modos, no sería antes de mediados de octubre y sólo serían algunos alumnos que deban realizar actividades prácticas o de investigación, según detallaron a EL DÍNAMO desde la institución.

Qué alumnos podrían volver primero

Bajo condiciones sanitarias más auspiciosas y en el momento en que se estime que sería seguro para la comunidad, en la Universidad de Chile pondrían en marcha el retorno a clases de algunos estudiantes, priorizando el regreso de aquellos que se encuentran en la en etapa final de formación y de los que tienen pendientes procesos de aprendizaje que requieren forzosamente la presencialidad, como sucede con quienes están en proceso de titulación o vinculados a proyectos de investigación.

Además, y en caso de existir la opción, se sumaría a los estudiantes que están en primer año. “Estos no han tenido la posibilidad de conocer los campus universitarios o interactuar, en persona, con sus compañeros y profesores, por lo cual estamos pensando en actividades de tipo relacional de interacción”, agregó Rilling.

Ante la probabilidad de un regreso a los campus, en la U. de Chile elaboraron un estricto protocolo. Éste incluye una fase de preparación que contempla, por ejemplo, la priorización de funciones críticas, análisis de grupos de riesgos y/o en condiciones particulares, así como también medidas de flexibilidad. Y por supuesto, capacitaciones, difusión de información, y la revisión y adaptación de los espacios físicos para cumplir con el distanciamiento físico y medidas de protección recomendadas.

“Una vez cumplidos todos estos elementos, y con autorización del Rector, podrían reiniciarse algunas actividades, considerando una ocupación máxima del 25% de los espacios, junto a un constante monitoreo de la evolución de la situación, ya que la primera prioridad es la salud de toda nuestra comunidad”, aseguró el subdirector de pregrado de la U. de Chile.

Por otro lado, en la U. Católica, ya desarrollaron y comunicaron un protocolo de retorno gradual a los campus, que contempla tres pasos, siendo el último de estos el relativo al regreso de los estudiantes. Y, si bien, aún no hay una fecha definitiva para éste, sí está claro que el retorno de los alumnos será gradual y parcial, priorizando las actividades prácticas.

De esta manera, y si las condiciones sanitarias lo permiten, algunos estudiantes serían llamados -al menos con tres semanas de anticipación- para retomar ciertas actividades presenciales, previa coordinación con cada unidad académica. Ante este escenario, se resguardará la capacidad máxima de uso de los espacios y se entregarán mascarillas reutilizables, entre otras medidas.

Relacionados

Comenta