Así fue el primer beso de los personajes de Ingrid Cruz y Patricia Rivadeneira en Demente

La tensión entre ambos personajes se selló en el episodio de este martes de la teleserie nocturna de Mega.

Por
La escena estuvo a punto de no grabarse por la pandemia.
La escena estuvo a punto de no grabarse por la pandemia.
Compartir

En el episodio de este martes de la teleserie Demente de Mega, se vivió el primer beso entre Flavia y Javiera, personajes interpretados por Patricia Rivadeneira e Ingrid Cruz, respectivamente.

Ambas se encontraban en la casa de la funcionaria de la BPI, quien emplazó a la mayor de los hermanos Betancourt por permitir que su esposo, Dante Covarrubias (Andrés Velasco), la golpeara constantemente.

Ante esto, y en medio de la discusión, Flavia no aguantó más y terminó besando a Javiera, quien no supo cómo reaccionar ante esto.

Rivadeneira y Cruz conversaron con LUN sobre este primer beso entre los personajes de Demente, e incluso aseguraron que por la pandemia era una opción que no se llevara a cabo por los protocolos sanitarios.

“Como la teleserie se grabó plena pandemia, hubo un momento en donde había cierta incertidumbre sobre la escena. Estuvimos a punto de no hacerla. Sabíamos que sería esperada, pero se planteó la posibilidad de evitar besos”, dijo Patricia Rivadeneira al matutino.

En esa misma línea, afirmó que “el momento entre Javiera y Flavia no podía esperar. Fuimos determinadas en que era imposible que la relación entre ellas se pudiera hacer sin contacto físico e íntimo. Es imposible hacerlo sin darnos besos. Ahí, además de los cuidados por la pandemia, nos comprometimos y nos cuidamos mucho antes de esta escena y otras”.

Sobre la escena del beso en Demente, Rivadeneira reconoció que fue “un momento especial” porque “fue un beso suave, no podía ser tan desatada porque está Maira (pololoa de Javiera) en la casa. Fue más bien un beso impulsivo, donde se supera a la vergüenza, el cuerpo pudo más”.

Ingrid Cruz, por su parte, acotó que lo que tiene de especial esta relación es que “son dos mujeres adultas, no es el descubrir sexual, sino que hay una experiencia, hay una culpa, un karma”.

“Somos grandes las dos y eso es muy entretenido de hacer como actriz: mostrar el enamoramiento no desde niñas jóvenes, con todo lo que implica como cuerpos no perfectos, la soledad de la adultez”, cerró. 

Súmate ahora a EDICIÓN AM

Parte el día informado

Debes ingresar un email válido

Gracias por suscribirte!

Podcasts El Dínamo

Más Entretención

Últimas noticias

Populares