Francisco Melo reconoció haber tenido “resquemores” con algunas teleseries nocturnas de TVN

El actor reconoció que por las oscuras tramas de estas producciones la gente no las vería.

Por
El actor se refería, precisamente, a Alguien Te Mira y ¿Dónde Está Elisa?.
El actor se refería, precisamente, a Alguien Te Mira y ¿Dónde Está Elisa?.
Compartir

Francisco Melo conversó con el podcast Reyes del Drama, donde se refirió a su participación en las teleseries nocturnas de TVN, particularmente en Alguien Te Mira y ¿Dónde Está Elisa?. Estas producciones se destacaron por su trama policial que giraba en torno a un asesino en serie y a la desaparición de una adolescente, respectivamente.

El actor, en dicha entrevista, reconoció que en primera instancia no confió en que estas apuestas, lideradas por el guionista Pablo Illanes, fueran del agrado del público por sus oscuras historias.

“Yo recuerdo haber tenido una conversación con Andrés Velasco, así como en el camarín cambiándonos de ropa, pensando en ¿Dónde está Elisa? y diciendo ¿quién va a querer ver esta weá? Todo el rato el weón buscando a la hija, buscando a la hija. Y fue un fenómeno, porque estaba bien conducida, estaba bien hecha”, recordó Melo.

Seguido a eso, Francisco Melo reveló que en el elenco habían ciertos “resquemores” con estas teleseries nocturnas de TVN porque pensaban que “la gente no va a querer ver esta sangre, asesinatos, y la vieron igual. Tuvimos esa conversación, es súper riesgosa y la gente se quiere reír, el típico discurso, demasiados problemas en la vida, el Transantiago, van a llegar tarde, vienen cansados, quieren reírse un rato. Y no”.

“Por eso mismo la fórmula no está escrita, porque sino siempre uno haría weas que triunfan. Yo me saco el sombrero con la Quena (Rencoret) porque es la conduce el barco, pero el creador es el Pablo Illanes, su cabeza perversa”, agregó.

El actor recordó la escena de Alguien Te Mira en que el personaje de Sigrid Alegría encontraba la cabeza del rol de Andrés Velasco al interior de un refrigerador. “Cabezas cortadas, la cabeza de Andrés Velasco metida adentro de un refrigerador, todo era así. Y pasaban soplado y la gente feliz. Funcionó, quizás en otra época no hubiese funcionado, pero ahí funcionó”, dijo. 

Súmate ahora a EDICIÓN AM

Parte el día informado

Debes ingresar un email válido

Gracias por suscribirte!

Podcasts El Dínamo

Más Entretención

Últimas noticias

Populares