Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Nacional

Desde el “llamado” a evadir el pasaje de Metro hasta hoy: cómo se fue detonando la crisis

Tras la jornada de este domingo, se contabilizaron centenares personas detenidas en la Región Metropolitana y la cifra de fallecidos superó los dos dígitos. Esto, en el marco de un conflicto que ha ido en escalada y que aún no tiene fecha de término.

Desde el “llamado” a evadir el pasaje de Metro hasta hoy: cómo se fue detonando la crisis
Por 22 de Octubre de 2019

El viernes 4 de octubre el Panel de Expertos del Transporte Público anunciaba un alza del precio del pasaje del Metro de Santiago, el Tren Central y los buses RED (antes llamado Transantiago), el cual se haría efectivo a partir del domingo 6 de octubre.

Tras esta decisión, el valor del pasaje en horario punta ascendería a $830 en el caso del Metro y Tren Central, mientras que en horario valle (De 9 a 17:59 horas, y de 20 a 20:44 horas) lo haría a $750. Sólo en horario bajo, es decir, entre las 6 y las 06: 59 horas, y desde las 20:45 a las 23 horas, el precio del pasaje en el Metro y el Tren Central se reduciría $30, pasando de $670 a $640.

Con respecto a los buses RED, el incremento anunciado era de $10, quedando los pasajes en $710.“El reajuste  asociado al cambio del indexador considera entre sus principales factores: la variación del precio del petróleo Diésel, el Índice de Precios al Consumidor, el incremento del costo de mano obra, la tasa de cambio, entre otros”, eran las explicaciones que entregaba el Panel de Expertos -a través de un comunicado- para justificar tales alzas, las cuales afectarían a los habitantes de 32 comunas de Santiago, además de San Bernardo y Puente Alto (con excepción de estudiantes y adultos mayores).

Por su parte, aquel viernes, desde el Ministerio de Transportes y Comunicaciones, afirmaban que lamentaban la situación, aunque no daban luces de lo que hoy ya es prácticamente un hecho: el congelamiento del alza de dichas tarifas.

“Sabemos que esta alza es compleja para muchas personas. Nuestro compromiso es continuar trabajando día a día por mejorar la calidad del servicio y ampliar las alternativas de elección a los pasajeros del sistema”, explicaba el Ministerio de Transporte y Comunicaciones por medio de su cuenta de Twitter.

Y tres días después, el lunes 7 de octubre en entrevista con CNN Chile, el ministro de Economía, Juan Andrés Fontaine, se convertiría en el autor de una frase que para algunos, como el senador Manuel José Ossandón (RN), habría sido “la gota que rebasó el vaso”. Esto, tras señalar que “quien madrugue puede ser ayudado a través de una tarifa más baja. Cuando los costos suben, no hay muchas opciones”.

El llamado a evadir

La molestia de los usuarios no se hizo esperar, y es que en lo que va de 2019 el precio del pasaje en Metro ha experimentado un aumento de $50 .Y fue bajo este escenario, cuando comenzaron a masificarse los llamados a evadir y a saltarse los torniquetes del tren subterráneo.

Las primeras evasiones masivas se registraron el jueves 17 de octubre y culminaron con un total de 41 personas detenidas, además de daños en estaciones de Metro que ascendían a más de 12 millones de pesos.

“Estamos tristes, algunas de nuestras estaciones fueron dañadas y nuestros trabajadores lo han pasado mal”, relataba Metro a través de su cuenta de Twitter.

En un principio, tras los hechos, se fueron cerrando estaciones como Lo Ovalle y San Miguel (Línea 2), pero luego la medida se tuvo que ir ampliando. Y ya para el viernes 18 de octubre, mientras avanzaba la jornada, la intermitencia del sistema fue mucho más evidente, debido a las manifestaciones en torno a la evasión.

Así, minuto a minuto, desde Metro iban informando cuáles estaciones se iban cerrando, determinando -por ejemplo- primero el cierre total de las Líneas 1 y 2 a causa de los “daños en la infraestructura” y como medida de protección para sus trabajadores.

Y ya a las 19:20 horas de aquel viernes 19 de octubre, y por primera vez en su historia, declarar el cierre total de las líneas de Metro, decisión que se mantendría durante todo el fin de semana.

Esa tarde, tal como todos pudieron ver, fue compleja para muchos santiaguinos, quienes tuvieron que esperar un largo tiempo para poder tomar una micro que los llevara -o al menos acercara- a sus casas. Mientras otros, sin más alternativas, se resignaron a caminar incluso por horas. Con esta antesala, el fin de semana del 19 y 20 de octubre no se vislumbraba para nada tranquilo.

Más allá del Metro

Con el Metro cerrado y el mensaje de que no sólo se trataba del alza puntual de sus tarifas, sino del aumento del costo de la vida en general en Chile, las manifestaciones no cesaron y -es más- se incrementaron. Incluso, comenzaron a verse afectadas por saqueos e incendios otras entidades además de Metro, tales como supermercados, edificios corporativos y tiendas comerciales.

Asimismo, durante la tarde del viernes se masificaron las barricadas, por ejemplo, en zonas como Plaza Italia, Los Héroes, Portugal y en diferentes partes del eje Alameda.

El tema había escalado, y mientras algunos se manifestaban de forma pacífica a través de “cacerolazos”, en paralelo ocurrían desmanes en diversos lugares de la Región Metropolitana, y de a poco se fueron sumando desde regiones, primero en grandes orbes como Concepción y Valparaíso, y posteriormente en otras partes del país.

Tras ello, a las 00:13 horas del sábado 19 de octubre el Presidente Sebastián Piñera declara, primero, “Estado de Emergencia” para las provincias de Santiago y Chacabuco, además de las comunas de Puente Alto y San Bernardo. Medida que se replicaría posteriormente en Concepción, Valparaíso, Rancagua, Iquique, Coquimbo, La Serena, Temuco, Talca, Chillán y Punta Arenas.

Estado de Emergencia

“Haciendo uso de las facultades constitucionales, he decretado Estado de Emergencia…El objetivo es asegurar el orden público, asegurar la tranquilidad de los habitantes de Santiago, proteger los bienes públicos y privados”. Con esas palabras el Presidente Sebastián Piñera anunciaba el Estado de Emergencia en la Región Metropolitana.

Así, tras el retorno de la democracia y sin catástrofes naturales de por medio, por primera vez un mandatario hacía uso de este recurso, el cual según el artículo 39 de la Constitución Política de la República sólo puede darse en caso de “guerra externa o interna, conmoción interior, emergencia y calamidad pública”.

Asimismo, y a medida que avanzaba los conflictos en regiones, se fue decretando Estado de Emergencia en las zonas mencionadas anteriormente. Y de ahí al toque de queda, sólo bastaron horas.

De esta manera, desde las 22 horas del sábado 19 de octubre y hasta las 7 horas del domingo 20 de octubre tuvo lugar el primer toque de queda en la Región Metropolitana.

“Teniendo muy presente la obligación que tenemos de proteger a las personas y sus bienes, hemos tomado la decisión de decretar la suspensión de las libertades personales de movimiento por medio de un toque de queda total”, anunciaba el jefe de la Defensa Nacional en la Región Metropolitana, general Javier Iturriaga.

Y luego fue el turno de Valparaíso y Concepción, donde el domingo 20 de octubre se anunció toque de queda para ambas zonas. Cabe mencionar que el toque de queda se mantuvo durante este domingo y lunes en Santiago, y también el lunes se aplicó en algunas comunas de las regiones de Tarapacá, Antofagasta, Coquimbo, Valparaíso, O´Higgins, Maule y Biobío.

Gobierno “echa pie atrás”

Debido a las múltiples manifestaciones e incidentes, el Gobierno anunció este sábado que suspendería el alza de los pasajes, pero que esto sólo sería posible con la aprobación de una ley.

“He escuchado con humildad la voz de mis compatriotas y no tendré miedo a seguir escuchando esa voz. Vamos a suspender el alza de los pasajes del Metro”, señaló el primer mandatario.

En vista de ello, este domingo a las 16:20 horas se ingresó al Parlamento dicho proyecto de ley, el cual fue firmado por el Presidente Sebastián Piñera; la ministra de Transportes y Comunicaciones, Gloria Hutt; y el titular subrogante de Hacienda, Francisco Moreno.

En el texto presentado, que incluye un artículo transitorio y uno único, se determina -entre otros aspectos- que: “mientras esté vigente el subsidio a que se refiere el artículo tercero transitorio de la ley N° 20.378, el Presidente de la República estará facultado para dejar sin efecto o limitar un aumento de tarifas dispuesto por el Panel de Expertos de dicha ley, mediante decreto supremo fundado expedido por el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones, el que ademas será suscrito por el Ministerio de Hacienda . Dicho decreto deberá considerar el incremento en los recursos que permitan mantener el equilibrio financiero del sistema de transporte público remunerado de pasajeros de la Provincia de Santiago y de las comunas de San Bernardo y Puente Alto , o compensar el valor real de la tarifa”.

Dentro de este contexto, el domingo a las 17 horas se convocó a una sesión extraordinaria de la Cámara de Diputados para legislar sobre dicho proyecto. Finalmente, la Cámara de Diputados aprobó la iniciativa por 103 votos a favor, uno en contra y una abstención.

Y en el transcurso de la tarde de este lunes, éste fue discutido en el Senado, el cual aprobó -con 38 votos a favor- el proyecto que busca dejar sin efecto el alza en el precio de los pasajes. De esta forma, la iniciativa queda en condiciones de ser promulgada por el Presidente de la República.

Balances, declaraciones y el “súper” lunes

Durante la noche de este domingo, el Presidente Sebastián Piñera afirmó:Estamos en guerra contra un enemigo poderoso, que está dispuesto a usar la violencia sin ningún límite”. Incluso, el mandatario aseguró que“estamos muy conscientes que tienen grados de organización, de logística, propia de una organización criminal”.

Sin embargo, y poniendo paños fríos a la situación, el jefe de la Defensa Nacional en la Región Metropolitana, general Javier Iturriaga, señaló durante la mañana de este lunes que “yo soy un hombre feliz, no estoy en guerra con nadie”.

Pero además de aquello, el general Iturriaga hizo un llamado a los vecinos, tras decir que “no queremos que la población se defienda por sí misma”. Esto, en relación a que durante la tarde y noche de este domingo algunos vecinos, incluso tras el toque de queda, se unieron para proteger casas y locales comerciales.

Por otro lado, y a causa de los diversos incidentes, la mañana de este lunes la intendenta de la Región Metropolitana, Karla Rubilar, confirmó que han fallecido en total 11 personas en el Gran Santiago. Además, el general Mauricio Rodríguez, jefe de la zona Metropolitana, informó que durante el domingo hubo 819 personas detenidas y 67 carabineros lesiones.

En tanto, con relación al transporte público en la Región Metropolitana y luego de resultar con daños más de 70 estaciones de Metro, este lunes estuvo funcionando de manera parcial la Línea 1, específicamente entre las estaciones Pajaritos y Los Dominicos, aunque manteniéndose cerradas Tobalaba, Pedro de Valdivia, U. Católica, Baquedano, Santa Lucía, Los Héroes y Unión Latinoamericana. Además, el sistema de buses se reforzó con 465 máquinas.

Ayer, y bajo dichas condiciones, muchos retornaron al trabajo, pero otros tantos no lo hicieron, pues fueron varias las entidades que decidieron no abrir sus puertas durante la jornada, al igual que universidades y gran parte de los colegios de la zonas más afectadas.

Ahora, sólo resta esperar cómo continuará la semana bajo este Estado de Emergencia, uno que no debiese extenderse más allá de 15 días, a menos que el Presidente Sebastián Piñera decida prorrogarlo por igual periodo de tiempo.

 

 

Relacionados

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Mujer Dínamo

ver más Mujer Dínamo

Comenta

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día