Nacional

“Su palabra vale hongo”: los fuertes roces en la Cámara por el plebiscito

El cambio de fecha del plebiscito constituyente trajo a la palestra fuertes enfrentamientos entre oficialismo y oposición.

Por María Gabriela Salinas , 25 de Marzo de 2020

Hubo más aplausos en redes sociales que en sala. Luego de varias reuniones de comité, emplazamientos mutuos y mensajes por Twitter, la sala de la Cámara de Diputados aprobó el cambio de fecha para el plebiscito constituyente, el que ahora se realizará el 25 de octubre. Sin embargo, el acuerdo estuvo a punto de caerse, lo que generó roces en la Cámara.

Los ánimos se enrarecieron entre oposición y parte del oficialismo horas antes cuando, en la Comisión de Constitución, el diputado de Convergencia Social Gabriel Boric emplazó en duros términos a la UDI por abstenerse en la votación del informe.

Francisco Undurraga de Evópoli apuntó al oficialismo que el texto aprobado por el Senado no especifica qué sucederá con los parlamentarios en campaña para la reelección o aquellos que terminen su periodo en medio de la generación de la nueva Constitución en caso de que gane el “Apruebo” y la “Comisión Mixta”. Ante esto, tanto Luciano Cruz-Coke (Evópoli) como Juan Antonio Coloma y Jorge Alessandri (UDI) se abstuvieron de votar la iniciativa en la comisión. Boric se enfureció.

“Esto es parte de un acuerdo de todas las fuerzas políticas. No puedo creer lo que está haciendo la UDI”, expresó Boric durante la sesión de la Comisión. Agregó: “Si la UDI no da los votos, les vamos a sacar la cresta políticamente“.

Pero no fue el único. Su par en el Frente Amplio, la diputada Natalia Castillo (RD) acusó a la UDI y Evópoli de inmorales. “O políticamente son inconsistentes y están intentando boicotear el proceso constituyente aprovechándose de la crisis sanitaria, o derechamente son persona que no tienen consciencia y están disponible a exponer la salud de los chilenos. Las dos alternativas me parecen de una falta de ética y un acto criminal“, dijo.

Ni el coronavirus va a salvar la constitución de Pinochet“, concluyó Castillo en su exposición ante la Comisión de Constitución.

Con este precedente, los roces en la Cámara aumentaron. Varios diputados del Frente Amplio comenzaron a acusar lo que llamaron una “maniobra” de la UDI y Evópoli para mantener la fecha original del plebiscito para el 26 de abril, mes en donde se prevé que se agrave la situación epidemiológica de Chile por el coronavirus, la influenza y otras patologías respiratorias.

Si bien los parlamentarios de la UDI se defendieron asegurando que su deseo no era evitar el plebiscito, sino posponerlo para el próximo año a fin de que los recursos se reasignaran para la crisis sanitaria, el discurso no convenció a la oposición, que siguió tratando en duro términos al partido de Av. Suecia.

“Esto costó ojos, costó vidas, costó familias destruidas”, comenzó Castillo en la sala, terminando su elocución con una fuerte frase: “La palabra de Jacqueline van Rysselberghe y Hernán Larraín Matte vale hongo“.

 

Pero no fue la única que cuestionó a la UDI y Evópoli. Jaime Mulet (FREV) se preguntó si “¿queremos llevar a la gente al matadero?”, mientras que Leonardo Soto (PS) acusó que “no había visto un acto tan miserable“, amenazando con acusar a Sebastián Piñera y  los ministros constitucionalmente.

Se esperaba con ansias la votación, pero a las 16:45 horas se decidió realizar una suspensión de media hora. Sin embargo, pasaba el tiempo y la sesión no se retomaba.

El oficialismo se defiende

Paralelamente, Hernán Larraín Matte, presidente de Evópoli, publicaba un comunicado en su cuenta de Twitter: “Evópoli confirma su voluntad de que el plebiscito sea el 25 octubre. La salud es lo primero. Lamentamos las falsas acusaciones que se han levantado por buscar corregir un vacío del proyecto: el funcionamiento de la Mixta”.

Fue después de más de una hora lo que se demoraron los diputados en volver. Votaron los demás proyectos en sala entre reclamos de los diputados por la situación que se avecinaba. Fue por esto que volvieron a hacer una pausa de “10 minutos” a las 18:10 horas.

El tiempo de receso se utilizó en redes sociales para emplazarse los unos a los otros. El UDI Álvaro Carter se refirió al altercado de la Comisión de Constitución, indicando que “no es raro que Gabriel Boric ande amenazando si para él es normal reírse de un asesinato, juntarse con un asesino, proteger a algunos delincuentes de primera línea”.

“Su vida es ser matón, saltarse reglas y amenazar cuando algo no le gusta pese a que interés de Chile es superar el coronavirus”, agregó.

Los parlamentarios -entre ellos el UDI Jaime Bellolio, quien se encuentra con licencia médica- volvieron a la sala a las 19:00 horas. La razón: según explicó Natalia Castillo en las redes sociales, varios parlamentarios que no habían asistido a la sesión decidieron viajar a Valparaíso para votar.

Al final fueron 110 los que votaron. Y casi todos lo hicieron a favor. Porque a pesar de las intenciones de la UDI y Evópoli de cambiar el proyecto que había salido del Senado, las distintas negociaciones internas y con los demás partidos terminó con un apoyo casi unánime a la iniciativa.

Los aplausos fueron tibios, no hubo abrazos ni fotos históricas y los diputados se retiraron rápido a sus casas para evitar estar en la calle durante el toque de queda. “Cuídense”, terminó el presidente de la Cámara, Iván Flores (DC), un mensaje que se ha vuelto común en medio del brote de coronavirus.