OCDE advierte sobre retiro anticipado de fondos previsionales por COVID-19

De acuerdo al organismo, la medida podría llevar a materializar pérdidas temporales del valor de los activos, problemas de liquidez y gestión de inversión para los fondos de pensiones.

OCDE advierte sobre retiro anticipado de fondos previsionales
Por

En su último informe sobre el COVID-19, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) advirtió que el retiro de los fondos de pensiones, iniciativa que ya ha sido solicitada en Chile por algunos sectores, traería “serios peligros financieros”.

De acuerdo al documento, el retiro anticipado de los fondos “podría llevar a materializar pérdidas temporales del valor de los activos, problemas de liquidez y gestión de inversión para los fondos de pensiones y, lo que es más importante”.

“Puede tener un costo potencial para los ingresos futuros de jubilación”, alertaron.

Recordemos que según indicó el presidente de Renovación Nacional, Mario Desbordes, la idea sería que en nuestro país los más afectados por la pandemia puedan retirar hasta el 10% de sus fondos previsionales. La iniciativa también ha sido respaldada por Ximena Rincón (DC), Alfonso de Urresti (PS) y David Sandoval (UDI), entre otros legisladores.

OCDE afirma que sería un “último recurso”

Durante el informe la OCDE también dio cuenta de que se podría permitir el retiro de los ahorros previsionales, pero que debería ser considerado como un “último recurso”.

Similar a lo que por estos días planteó en Chilevisión el alcalde de Las Condes Joaquín Lavín. Según planteó el jefe comunal, “Prefiero que esto sea como al final, al final, al final, sin cerrarse, pero busquemos un instrumento rápido con los 12 mil millones de dólares que sea mejor que ese”.

De hecho, la OCDE planteó que el retiro del fondo de pensiones se permite en varios países del mundo como Bélgica, Australia, Canadá, Colombia, Dinamarca, Estonia, Finlandia, Estados Unidos, Reino Unido, entre otros, pero siempre, “considerando casos puntuales”.

Por ejemplo: situaciones difíciles como el desempleo, acompañado de grandes y prolongadas pérdidas de ingresos, o enfermedades terminales.

“Estos programas deben mantenerse para las persona que más lo necesitan”, indicaron.