El mea culpa de Interior por joven que cayó al Mapocho: “Ningún procedimiento policial puede terminar así”

El subsecretario lamentó que las mejoras en procedimientos de Carabineros no hayan evitado el hecho.

Subsecretario Galli realiza mea culpa por joven que cayó al Mapocho
Por

“Ningún procedimiento policial puede terminar así, con una persona en el lecho del río con fracturas en ambas muñecas”, asumió el subsecretario de Interior, Juan Francisco Galli, tras el procedimiento policial que concluyó con la caída de un joven al Río Mapocho durante el fin de semana.

Según planteó la autoridad de Gobierno en entrevista con la radio Duna, para La Moneda habría sido un “fin de semana amargo y doloroso”, no sólo por lo ocurrido en las cercanías de la calle Pío Nono, sino que también, por lo que sucedió en Collipulli donde un trabajador falleció tras ser víctima de un ataque terrorista en la zona.

Para Galli, el incidente de Collipulli fue incluso aún más grave porque “ahí lo que hubo es una persona que resulta fallecida como consecuencia de un asesinato, pero con características especialmente graves, la utilización de armas de alto calibre“.

Galli lamenta que mejoras técnicas no hayan sido efectivas

Para el subsecretario Juan Francisco Galli lo más lamentable fue que las mejoras técnicas que habría realizado Carabineros con la compra de cámaras corporales y la adopción de nuevos protocolos, no estarían dando los resultados esperados.

Según dijo, respecto al procedimiento de Pío Nono, las cámaras habrían captado a “carabineros de infantería tratando de detener personas que cometían delitos de desórdenes”, pero que éste, “obviamente no incorpora lo que terminó ocurriendo -la caída del joven-“.

“Es frustrante que hemos implementado mejoras, que Carabineros haya incorporado cosas distintas dentro de sus procedimientos y que esto igualmente ocasione este tipo de daños a un ciudadano”, continuó Galli.

Por último, la autoridad se refirió a la decisión del Ministerio Público de ampliar la investigación e incluir a más uniformados por “obstrucción a la investigación”.

De acuerdo a Galli, “aquí las instituciones tienen que funcionar y que se investiguen todos los hechos. Cuáles fueron las circunstancias y quiénes son responsables de que una persona cayera al Río Mapocho”.