¿Por qué es fundamental la libertad de expresión?

Es menester que la sociedad chilena y los defensores de la libertad de expresión difundan la importancia de los fundamentos del discurso libre, cuya conquista, dicho sea de paso, se trata de un fenómeno muy reciente en las sociedades occidentales.

Compartir

Señor director:

Episodios recientes sugieren un deterioro en la percepción que la ciudadanía y los poderes del Estado tienen acerca de la importancia de la libertad de expresión como valor fundamental de una democracia. El último acontecimiento que puso de manifiesto dicha situación fue el intento de algunos senadores por impedir la participación de candidatos en radioemisoras y en televisión durante la suspensión de la campaña electoral. Con anterioridad, diputados oficialistas habían exigido sancionar a un canal por una polémica entrevista y, en un episodio precedente, parlamentarios opositores impulsaron un proyecto de ley que buscaba sancionar el negacionismo frente a las violaciones de Derechos Humanos.

El valor que conlleva la libertad de expresión sólo se puede entender si nos sumergimos en sus fundamentos. En Sobre la libertad, John Stuart Mill afirma que, al impedir la expresión de una opinión, se comete un robo tanto a las audiencias de la posteridad como a las contemporáneas a dicho veredicto, pues se les estaría privando, en caso de que el juicio vedado sea cierto, de enmendar el error por la verdad; y se les impediría, en ocasión de que la opinión sea falsa, de un mejor entendimiento de la certeza, ocasionado por la colisión de esta última con el error. El poeta John Milton, en tanto, no sólo sostiene que restringir la libertad de expresión limita la creatividad e imposibilita el acceso a la verdad, sino que sitúa a la escritura –oficio víctima de vetos en su época- como una actividad en la cual el ser humano invoca lo más profundo de su ser. La mano del Estado sobre su trabajo –argumenta- significaría una deshonra y un menoscabo para el autor.

Es menester que la sociedad chilena y los defensores de la libertad de expresión difundan la importancia de los fundamentos del discurso libre, cuya conquista, dicho sea de paso, se trata de un fenómeno muy reciente en las sociedades occidentales.

Pablo San Martín

Periodista