Chile contará con establecimiento que preparará para la vida independiente a personas con discapacidad cognitiva

Se trata del primer espacio de este tipo en el país, el cual cobrará vida gracias a la firma de un convenio entre el Centro UC de Síndrome de Down y SQM.

Por
La ceremonia de firma del acuerdo contó con la participación de representantes de SQM, del plantel universitario y de su Centro UC de Síndrome de Down.
La ceremonia de firma del acuerdo contó con la participación de representantes de SQM, del plantel universitario y de su Centro UC de Síndrome de Down.
Compartir

En Chile, de cada 100 mil niños, 2,7 nacen con Síndrome de Down y, con el fin de ayudarlos a transitar hacia una vida más autónoma, el Centro UC de Síndrome de Down selló un acuerdo con SQM para crear la primera casa simulada en el país para personas con discapacidad cognitiva.

La firma del convenio, que recayó en el rector de la Pontificia Universidad Católica de Chile (PUC), Ignacio Sánchez, y el vicepresidente del directorio de SQM, Patricio Contesse Fica, permitirá que los jóvenes de dicho centro continúen sus aprendizajes en torno a la vida independiente.

“Durante años en SQM nos han convocado el 21 de marzo a acudir al trabajo con calcetines de colores diferentes, para expresar nuestro compromiso con la diversidad e inclusión. Todas y todos somos iguales en dignidad y derechos, y este símbolo de los calcetines debe ir acompañado de compromisos concretos. Precisamente este convenio con el Centro UC Síndrome de Down reafirma nuestro compromiso con una sociedad pluralista donde todas las voces tengan cabida”, afirmó Patricio Contesse.

En esa misma línea, el vicepresidente del directorio de la minera, agregó que “iniciamos hace un tiempo un trabajo interno relevante en esta área: desde 2018, SQM posee una política de inclusión y diversidad. Y en 2020, publicamos nuestra política de Derechos Humanos, inspirada en las directrices de Naciones Unidas”.

El proyecto de la casa simulada se enmarca en el programa de vida independiente que imparte el Centro UC de Síndrome de Down desde 2020, y el cual “ha permitido que capacitemos personas y que en nuestra institución las contratemos”, detalló el rector Ignacio Sánchez.

Así también lo destacó María Jesús Rudloff, quien indicó que “en el programa de vida independiente he aprendido de todo: de derechos, sobre cocina, cómo mantener el hogar y reparaciones. He aprendido a movilizarme en el entorno, aunque ahora no podemos hacerlo por la pandemia. Este año quiero aprender cosas nuevas y difíciles, no sólo las cosas básicas y simples, porque ya somos adultos y ya tenemos experiencia. Quiero aprender a mantener el jardín, a pagar las cuentas de la casa y a vivir en un departamento con mis amigos, sin los papás, como lo han hecho mis hermanas”.

Por lo mismo, María Jesús valoró esta nueva iniciativa, pues a través de esta casa simulada podrá adquirir sus últimos aprendizajes con miras a cumplir su sueño de vivir sola en un departamento.

El vicepresidente del directorio de SQM, Patricio Contesse Fica; y el rector de la PUC, Ignacio Sánchez, firmando el convenio que permitirá que los jóvenes con discapacidad cognitiva continúen sus aprendizajes.

Con foco en el aprendizaje práctico

Los trabajos de remodelación del espacio que albergará a la nueva casa simulada para personas con discapacidad cognitiva comenzaron en febrero, y se prevé que finalicen en mayo próximo.

Específicamente, la casa “está diseñada como un departamento de dos piezas, una de ellas tiene una sola cama y la otra es una habitación compartida con dos camas. Esto es para que también aprendan a cómo desenvolverse en una vivienda compartida y respetar el espacio privado de un otro. La casa tiene considerada una lavandería y sala de planchado, cocina de concepto abierto y living-comedor”, detalló Macarena Lizama, pediatra y directora del Centro UC Síndrome de Down.

Además, ciertas áreas de la casa serán como “salas espejo” (unidireccional), con el fin de supervisar desde afuera y, de esta manera, “los jóvenes se sientan más independientes para resolver las situaciones de la vida cotidiana de manera autónoma”, explicó Lizama.

Como parte del programa de aprendizaje, está contemplado que los jóvenes duerman algunos días en la casa que se ubicará en la cercanías del Campus Oriente de la PUC, siempre en compañía de un supervisor, quien estará en una tercera pieza o residencia que quedara “afuera” del departamento. 

Más País

Últimas noticias

Populares

Recomendados