Encuesta INDH: población confía más en Carabineros que en ese organismo

Por su parte, el nivel de desconocimiento sobre el INDH se disparó 10,2% entre 2018 y 2020, pasando de 12,2% a 22%.

Por
Esto, a pesar de que el sondeo solicitado a la Universidad Católica fue realizado después del estallido social de 2019. AGENCIA UNO/ARCHIVO
Esto, a pesar de que el sondeo solicitado a la Universidad Católica fue realizado después del estallido social de 2019. AGENCIA UNO/ARCHIVO
Compartir

La Encuesta Nacional de Derechos Humanos 2020, encargada por el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), mostró que el organismo ha sufrido un severo deterioro de imagen que hace que la población confíe más en instituciones como Carabineros, que en ellos.

Según los resultados dados a conocer por Ciper Chile, el 26% de los consultados recurriría a Carabineros para denunciar una vulneración de derechos, mientras que solo el 16% lo haría con el INDH.

En tanto, el 14% de los encuestados indicó que el organismo “protege los derechos humanos de todas las personas en Chile”, lo que representa una caída de 26 puntos porcentajes respecto a la encuesta anterior realizada en 2018. Esto, a pesar de que el sondeo solicitado a la Universidad Católica fue realizado después del estallido social de 2019.

Por su parte, el nivel de desconocimiento sobre el INDH se disparó 10,2% entre 2018 y 2020, pasando de 12,2% a 22%.

A esto se suma que el INDH no pudo cumplir con su obligación legal de entregar dos informes a Naciones Unidas sobre la situación de derechos humanos en Chile. Y es que estos documentos debieron ser enviados en febrero y marzo, para dar cuenta del avance en temáticas como la discriminación contra la mujer y a la tortura, lo que no se concretó.

Esta situación quedó al descubierta en la carta de autodespido de Mariela Infante, fechada el 30 de abril pasado, encargada de enviar estos informes, quien acusó que su labor quedó supeditada al control de un asesor, lo que generó falta de fechas claras e instrucciones para continuar con su trabajo, lo que impidió que estos documentos fueran entregados a la ONU.

El antecedente quedó expuesto en una carta de auto despido, fechada el 30 de abril último (vea esa carta), suscrita por Mariela Infante, quien tenía la responsabilidad nominal de preparar estos informes. La ex funcionaria explica en la carta que su labor fue sometida a la supervisión de un asesor, lo que –según su versión– redundó en falta de instrucciones y fechas claras, situación que impidió cumplir con los informes. 

En esta nota

Súmate ahora a EDICIÓN AM

Parte el día informado

Debes ingresar un email válido

Gracias por suscribirte!

Más País

Últimas noticias

Populares