Clínica Las Condes es multada con $31 millones por tercera dosis a Alejandro Gil

El recinto de salud deberá cancelar 600 UTM ($31.327.800), mientras que el director técnico Rodrigo Mardones tendrá que pagar 150 UTM ($7.831.950).

Por
Esto, a pesar de los descargos presentados por la Clínica Las Condes, donde acusaron "vicios legales" en la formulación de cargos en su contra. AGENCIA UNO/ARCHIVO
Esto, a pesar de los descargos presentados por la Clínica Las Condes, donde acusaron "vicios legales" en la formulación de cargos en su contra. AGENCIA UNO/ARCHIVO
Compartir

La Seremi de Salud de la Región Metropolitana consignó en el sumario sanitario contra la Clínica Las Condes (CLC) el pago de una multa de 31 millones de pesos por entregar una tercera dosis de la vacuna contra el coronavirus al presidente del directorio, Alejandro Gil.

Según consignó T13, en el documento se dictaminó que el recinto de salud deberá cancelar 600 UTM ($31.327.800), mientras que el director técnico Rodrigo Mardones tendrá que pagar 150 UTM ($7.831.950).

En la misma línea, seguirá vigente la suspensión del vacunario de la Clínica Las Condes para entregar inoculaciones contra el coronavirus, “medida que sólo será alzada, a través de la correspondiente resolución de esta Secretaría Regional Ministerial de Salud”.

La Seremi de Salud precisó que “tras conocer los descargos del ente sumariado, la Autoridad Sanitaria concluyó que no logró desvirtuar los cargos para eximirse de la responsabilidad que le cabe en los hechos, por lo que se determinó una sanción de 600 U.T.M para la Clínica Las Condes y de 150 U.T.M para su director técnico”.

Esto, a pesar de los descargos presentados por la Clínica Las Condes, donde acusaron “vicios legales” en la formulación de cargos en su contra, como la poca claridad de las infracciones cometidas por Alejandro Gil.

Junto con ello, argumentaron que han “cumplido con la normativa asociada a la vacunación contra el Covid-19 y, en el caso de considerarse una eventual infracción, ésta ha sido de ínfima entidad”, además de considerar que una sanción carecería de validez ya que el Ministerio de Salud “se encuentra pronta a implementar, a la brevedad, la aplicación de una tercera dosis a la población nacional”. 

En esta nota