Fiscalía logra prisión preventiva para banda que traficaba niños migrantes a Perú

Una vez que las personas migrantes ingresaban a Chile, la organización las trasladaba hasta residenciales clandestinas u otras utilizadas por la organización con fines de alojamiento.

Por
La Fiscalía Centro Norte formalizó a nueve personas por el delito de tráfico ilícito de migrantes, quedando ocho de ellos en prisión preventiva. PDI
La Fiscalía Centro Norte formalizó a nueve personas por el delito de tráfico ilícito de migrantes, quedando ocho de ellos en prisión preventiva. PDI
Compartir

En prisión preventiva por el delito de tráfico ilícito de migrantes quedaron los miembros de una organización criminal formalizados por la Fiscalía Centro Norte por sacar a adultos y niños haitianos desde Chile para ingresarlos clandestinamente a Perú y además por ingresar a ciudadanos extranjeros por pasos no habilitados a nuestro país.

La investigación a cargo de la fiscal Carolina Suazo en conjunto con la PDI permitió establecer que la organización actuaba utilizando dos mecanismos: uno de ellos consistía en facilitar la salida ilegal de ciudadanos haitianos desde Chile para su entrada ilegal a Perú y desde dicho país a Ecuador, Colombia, Panamá, Costa Rica, Nicaragua, Honduras, Guatemala, México, y finalmente EE.UU., con grave riesgo para la salud de las personas migrantes adultas y de niños y niñas migrantes. La segunda forma de operar consistía en facilitar la entrada por pasos no habilitados de personas migrantes de distintas nacionalidades a Chile.

La Fiscalía Centro Norte formalizó a nueve personas por el delito de tráfico ilícito de migrantes, quedando ocho de ellos en prisión preventiva.

Según la investigación de la fiscal Carolina Suazo, la organización promocionaba y facilitaba el ingreso ilegal de ciudadanos haitianos a Perú desde Chile, los que buscaban abandonar nuestro país junto a sus familias e hijos chilenos con expectativas de establecerse en Estados Unidos.

Ingresaban a Perú por pasos no habilitados y desde allí eran trasladados a Ecuador, Colombia, Panamá, Costa Rica, Nicaragua, Honduras, Guatemala, México, y finalmente Estados Unidos, circulando por cada estado sin realizar los respectivos controles migratorios.

Para su otra forma de operar delictual, la organización contaba con brazos operativos en la Región Metropolitana y en la Región de Arica y Parinacota. Facilitaba con ánimo de lucro la entrada ilegal de extranjeros de nacionalidad venezolana, haitiana y cubana, entre otras. El ingreso se hacía por Chacalluta, evadiendo los controles fronterizos y policiales con grave riesgo para la salud, la integridad física y la vida de personas migrantes objeto de tráfico.

Una vez que las personas migrantes ingresaban a Chile, la organización las trasladaba hasta residenciales clandestinas u otras utilizadas por la organización con fines de alojamiento. Además, les tramitaban fraudulentamente los documentos que requerían para viajar a distintas regiones de nuestro país durante el período en que la Región de Arica y Parinacota y otras regiones de Chile se encontraban en cuarentena por Covid. 

En esta nota

Súmate ahora a EDICIÓN AM

Parte el día informado

Debes ingresar un email válido

Gracias por suscribirte!

Podcasts El Dínamo

Más País

Últimas noticias

Populares