Síguenos en Facebook X
El Dínamo

Una respuesta a la carta de directora de la Universidad Mayor que comparaba el aborto y el rodeo

La misiva del abogado de la Universidad de Chile, Jaime Winter, enfrenta los planteamientos de la docente, que acusa "contradicción" entre estar en contra del rodeo y a favor de la interrupción del embarazo.


Nacional

1 de septiembre, 2016

Autor:

Rodeo y aborto

A través de una carta a El Mercurio, el abogado y académico de la Universidad de Chile Jaime Winter Etcheverry salió a cuestionar una carta publicada en ese mismo medio este martes, donde se relacionaba el aborto y el rodeo, temas que por estos días son discutidos.

La misiva, firmada por la periodista Lucía Castellón, directora del Instituto de Comunicación y Nuevas Tecnologías de la Universidad Mayor, aseguraba que existe una contradicción entre estar en contra del rodeo y a favor de la interrupción del embarazo.

Winter defiende en su carta que no hay tal contradicción entre ambas posturas, “sino que la irrestricta aplicación del más básico de los principios morales: tratar de provocar el menor sufrimiento posible”.

“A mí no me gusta el rodeo, porque siento empatía por el sufrimiento, tanto animal como humano. Por la misma razón no como carne de animales y trato de evitar productos que provengan de su sufrimiento”, dice el académico.

Luego, el autor explica que por esa misma empatía “creo que es urgente legislar sobre el aborto, al menos en las causales que hoy se discuten: quiero evitar sumar al sufrimiento de la violación el de la imposición de llevar a término el embarazo”.

Además, afirma que “el profundo dolor de la mujer que es obligada a cargar con un embarazo deseado, pero que no llegará a puerto; el padecimiento de la paciente que ve peligrar su propia vida y está en la incertidumbre de lo que el médico cree que dice la ley” es parte de lo que el proyecto de aborto que hoy se discute en el Senado busca terminar.

El terror de la mujer que puede ser descubierta y perseguida penalmente por un acto de desesperación; la humillación y riesgo a los que se ve sometida la persona que debe buscar un aborto en la precariedad sanitaria de la ilegalidad”, son las otras razones expone.

Notas relacionadas

Comenta esta noticia