Octava versión de “Biobío en 100 Palabras” ya tiene a sus ganadores

El primer lugar quedó en manos de Agustín Arriagada, de 20 años y de la comuna de Lota, quien ganó con el cuento “Somos los perros del Lugar” y se llevó un millón de pesos.

Octava versión de
Por
Compartir

Tras recibir más de 15 mil cuentos breves, “Biobío en 100 Palabras” dio a conocer a los ganadores de la VIII versión del certamen. Esto, durante una ceremonia que se realizó en la Pinacoteca de la Universidad de Concepción (UdeC) y que estuvo marcada por la reflexión en torno a la crisis social.

El concurso que organizó CMPC y Fundación Plagio, y que convocó un 34% más que su edición anterior, entregó el primer lugar a Agustín Arriagada (20 años, Lota), autor de “Somos los perros del Lugar”, y quien recibió como premio $1.000.000.

En tanto, las menciones honrosas fueron para Joaquín Urrutia (29 años, Concepción) con el relato “Vampiros”; Andrea Laurie (30 años, Chiguayante) con “Correspondencia”; Pilar Zapata (41 años, Los Ángeles) con su cuento “Cementerio” y Daniela Espinoza (25 años, Coronel) por su historia titulada “Fantasmas del centro”, cada uno de los cuales obtuvo $250.00.

Mientras que el premio al Talento Infantil recayó en Sofía Martín (10 años, Concepción) por su relato “Una nueva experiencia”, y quien fue galardonada con una tablet. Y el premio al Talento Joven fue para Sarai Da Costa (16 años, Lebu) autora de “Las Palomas”, obteniendo $250.000, y en la categoría Talento Mayor el premio fue para Carlos Oyarce (70 años, Concepción) por su cuento “El juego de las palabras”, recibiendo también $250.000.

Cabe mencionar que este año se decidió cambiar el nombre de la convocatoria, pasando de “Concepción en 100 Palabras” a “Biobío en 100 Palabras”, como una forma de abrir la instancia y expandirla a las 33 comunas de la región.

Junto con felicitar a los ganadores, Francisco Torrealba, subgerente de Asuntos Públicos de Empresas CMPC, destacó que “como una de las empresas más importantes de la región, hemos querido ser parte de esta historia porque nos sentimos parte de la misma. Por eso, nos sentimos muy conformes con los resultados de este proyecto y agradecemos a todos los y las participantes. Seguiremos siendo parte de estas iniciativas, porque entendemos que nuestros vecinos las demandan y las necesitan”.

Por su parte, la directora ejecutiva de Fundación Plagio, Carmen García agradeció el compromiso de los habitantes de la Región y la acogida que tuvo la iniciativa: “2019 fue un año especial, por ello y como Fundación Plagio, nos sentimos orgullosos de los más de 15 mil relatos recibidos, no sólo por la apuesta que significó cambiar el nombre, sino porque sentimos que los habitantes de Biobío sintieron nuestro deseo de llegar desde el mar a la cordillera, pasando por los pueblos originarios y experiencias tan diversas como las que se viven en las costas y en el valle central”.

Los ganadores de esta versión, que fueron seleccionados por un jurado integrado por los escritores Carlos Cociña, Simón Soto y Constanza Gutiérrez, serán incluidos junto a otros relatos en la edición del libro de “Biobío en 100 Palabras”, que reunirá los mejores 100 relatos de la versión 2019.

Estudiantes motivados

En la VIII versión de “Biobío en 100 Palabras” se recibieron cuentos de todas las comunas de la región, principalmente de Alto Bío Bío, Arauco, Cabrero, Chiguayante, Concepción, Hualpén, Hualqui, Los Ángeles , San Pedro de la Paz y Talcahuano.

Sin embargo, los más entusiastas en participar fueron los jóvenes de hasta 18 años, quienes enviaron cerca de 10 mil relatos. “La alta participación de estudiantes da cuenta del interés que tienen lo jóvenes y niños por escribir y dar a conocer sus historias. Como Universidad, valoramos enormemente estos espacios que permiten expresarse libremente”, señaló Rodrigo Piracés, director de Extensión y de la Pinacoteca de la Universidad de Concepción.

En total, fueron más de 300 colegios de la región los que participaron de “Biobío en 100 Palabras”. Pero el establecimiento que más cuentos envió fue el Almondale Lomas, en la comuna de Concepción, adjudicándose una biblioteca de literatura chilena contemporánea por sus 1.124 relatos breves enviados.