Actualidad

Cómo sobrevivir a las pantallas múltiples en la cuarentena

El confinamiento por la pandemia del coronavirus provocó que las personas llevarán toda su atención a los computadores y celulares, lo que genera algunas alteraciones.

Por , 25 de Junio de 2020

Las pantallas del televisor, computador y celular se transformaron en la única ventana al mundo disponible para muchas personas en medio de la cuarentena por el coronavirus. Es que a través de estos medios se puede trabaja, comunicar y distraer de los efectos de la pandemia.

Lo cierto es que la extensa exposición a estos elementos podría generar problemas de distinto tipo, por lo que el tiempo de exposición es clave para cuidar la salud física y emocional.

Ignacio Puebla, jefe del Departamento de Cultura de Seguridad de Mutual de Seguridad, entregó algunos consejos para tomar el control total de las pantallas múltiples y sobrevivir a ellas.

  • Definir las pantallas como alimentos: Tal como se define que hay alimentos más “nutritivos”, también hay pantallas que según su tiempo de uso pueden tener efectos sobre nuestro estado de ánimo y salud mental pueden variar, dependiendo del contenido, el contexto y la dosis.
  • Reflexionar: Lo más probable es que leer un libro virtual le permitirá disfrutar de una lectura interesante y desconectarse del trabajo.
  • Pantallas de primera necesidad: Definir la prioridad de la pantalla en el teletrabajo, evaluando las horas de usos en las labores propiamente tal y la revisión de correos, noticias y otras distracciones. Estar ocupado no es lo mismo que ser productivo.
  • Las tres C: Determinar el tiempo de exposición en la pantalla bajo las categorías de consumo, creación y conexión. Una vez  identificados los “elementos esenciales” del tiempo frente a la pantalla, es hora de pensar en el tiempo libre.
  • El monitoreo propio: Revisar el estado de ánimo frente a cada exposición a la pantalla. Mientras más conciencia se tenga sobre los efectos mentales que las pantallas ejercen sobre uno, más control se tiene para gestionarlos.
  • Mirar los signos de estrés: El desplazamiento del estrés es el equivalente digital a comer por
    estrés. Cuando estamos estresados, la parte de nuestro cerebro responsable de la toma racional de decisiones se desconecta y se hace mucho más difícil resistir nuestros impulsos.
  • Armar una lista de actividades: Establecer una serie de acciones que hagan sentir bien y no incluyan una pantalla, conteniendo el impulso de recurrir al smartphone.
  • Intentar no comenzar y terminar el día con pantallas: Esto puede gatillar estrés desde el primer momento en que abres los ojos en la mañana, y tampoco es recomendable intentar conciliar el sueño.
  • Crear límites físicos entre la pantalla: Con esto, cuando se interactúa con las pantallas, se tendrá claro que fue una decisión consciente y no un impulso.
  • No descuidar tu cuerpo: Asegúrate de ponerte en forma, tanto por tu salud como por el placer de salir de tu mente un rato y focalizarte en el cuerpo físico. Ya verás cómo mejora tu estado de ánimo.
  • Tomar descansos regulares: Con esto se evita que estés completamente todo el tiempo de pantallas, reduciendo el agotamiento tecnológico.