Actualidad

La anexión de territorios palestinos por parte de Israel que comenzaría hoy en Cisjordania

Si bien gran parte de la comunidad internacional considera que estos asentamientos son ilegales bajo las leyes internacionales, Israel y Estados Unidos disputan esa interpretación.

Por , 1 de Julio de 2020

Hoy podría llevarse a cabo una medida extremadamente controvertida para el Medio Oriente y para el mundo, ya que se cumple la fecha que el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, dio para comenzar la anexión de parte del territorio ocupado de Cisjordania en Palestina.

Cisjordania es un territorio que limita en gran parte con Israel y ha estado ocupado por ese país desde la Guerra de Medio Oriente de 1967.

Tanto Israel como Palestina han reivindicado derechos sobre ese territorio. Sin embargo, a pesar de décadas de conversaciones, el estatus del territorio continúa sin resolverse.

Más de 6 millones de personas viven actualmente en esta zona en disputa que está parcialmente bajo control militar de Israel y parcialmente bajo la administración de la Autoridad Nacional Palestina.

Si bien gran parte de la comunidad internacional considera que estos asentamientos son ilegales bajo las leyes internacionales, Israel y Estados Unidos disputan esa interpretación.

El 28 de enero, Donald Trump, junto a Netanyahu, presentó su proyecto de resolución del conflicto palestino-israelí, considerando la situación actual y no, como se hacía hasta ahora, el derecho internacional y de las resoluciones de la ONU al respecto.

Los planes de anexión de Palestina del primer ministro Netanyahu, cuyos contornos precisos están siendo trazados por Israel y Estados Unidos, comprenden casi el 30% de Cisjordania e incluyen decenas de asentamientos judíos.

Ante esta compleja situación, la alta comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, denunció la ilegalidad del proyecto  de anexión de Cisjordania y alertó sobre las consecuencias que esto podría traer tanto para israelíes como palestinos y para la solución de dos Estados.

“La anexión es ilegal. Punto final”, afirmó la ex presidenta. “Cualquier anexión. Se trate del 30% o del 5% de Cisjordania”, agregó en su declaración.

“Pido con insistencia a Israel que escuche a sus propios ex funcionarios y generales, así como a numerosas voces en el mundo, advirtiéndole de no seguir por esta vía peligrosa”, indicó.

Asimismo, Bachelet dijo que las “ondas expansivas de la anexión durarán décadas y serán extremadamente perjudiciales para Israel, así como para los palestinos” y aseguró que todavía hay tiempo para modificar la decisión.

En respuesta a sus declaraciones, el ministerio israelí de Relaciones Exteriores, mediante una declaración, indicó que “no es la primera vez que la Alta Comisionada ha politizado su oficina contra Israel”.

“No es sorprendente que ella haya decidido hoy unirse a la campaña palestina contra el plan de paz estadounidense, publicar declaraciones antes de tomar una decisión”, indicó el ministerio, y recordó que Israel anunció en febrero “que congelaría sus relaciones con la Alta Comisionada debido a su actitud unilateral y discriminatoria hacia el Estado de Israel”.

Senadores piden proteger a chilenos

Un grupo de 16 parlamentarios chilenos, desde la UDI hasta el Frente Amplio entregaron una carta al ministro de Relaciones Exteriores, Teodoro Ribera, para que el gobierno tome medidas concretas ante la inminente anexión que hará Israel del territorio en disputa con Palestina y que afectará a cientos de chilenos en el Medio Oriente.

La misiva está firmada por los integrantes del grupo de Amistad Chileno-Palestino del Senado, que es presidido por el senador Iván Moreira (UDI), y que lo integran también Jacqueline van Rysselberghe (UDI), José Miguel Insulza (PS), Juan Ignacio Latorre (RD) y Ricardo Lagos Weber (PPD), entre otros.

“No basta simplemente declararse en contravención al plan de anexión, urge tomar medidas concretas para impedir la flagrante e inminente vulneración de los derechos fundamentales de nuestros compatriotas”, expresaron.

Por su parte, el canciller Teodoro Ribera manifestó que el gobierno sigue con mucha atención y especial preocupación el anuncio del primer ministro Benjamín Netanyahu y afirmó que la política del Estado chileno sobre la materia es “permanente, invariable y se apega de manera irrestricta al derecho internacional y a las resoluciones de Naciones Unidas”.