Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Actualidad

Las 11 multinacionales que se van: por qué las empresas huyen de Argentina

La llegada del virus aceleró un proceso que ya venía ocurriendo desde los últimos años y es que la profunda recesión económica, se agravó y terminó por sepultar los deseos de inversión.

Las 11 multinacionales que se van: por qué las empresas huyen de Argentina

Alberto Fernández durante una visita a un planta de griferías en San Fernando (Buenos Aires).

Por 16 de Septiembre de 2020

En Argentina, en medio de la pandemia del coronavirus, la estabilidad económica de empresas multinacionales se desplomó y muchas decidieron dejar de operar en el mercado o cambiar definitivamente parte de su producción a otros países de la región.

La llegada del virus aceleró un proceso que ya venía ocurriendo en Argentina desde los últimos años y es que la profunda recesión económica se agravó y terminó por sepultar las mínimas esperanzas que quedaban en parte del mundo empresarial.

“Argentina está en un proceso complejo hace varios años. Desde el 2011 que la economía del país no crece y está estancada. Sumado a la cuarentena implantada (por el gobierno de Alberto Fernández) ha hecho que todo se transforme en una tragedia”, señala a EL DÍNAMO el economista argentino Manuel Adorni.

Según el analista, la lectura de este desplome económico es fácil: “En Argentina no se puede ganar dinero. Cuando exportas hay problemas con el valor del dólar y cuando importas el gobierno te vuelve loco para autorizar la compra. La recesión que tenemos es brutal. El 2020 es el tercer año consecutivo donde tendremos una caída económica”.

Ante la huida de multinacionales como Falabella, Latam, Qatar Airlines y Emirates Air New Zeland, el panorama económico en Argentina no se ve muy auspicioso.

“Es muy difícil seguir operando acá, más cuando cadenas del retail importantes como Falabella o Waltmart anuncian que se van del país o quieren vender sus negocios. Claramente es porque manejan márgenes de utilidades muy bajos y es porque Argentina no da para más. Hay una hostilidad al que invierte y al que genera trabajo, sumado a la pandemia y al cambio en la reglas del juego por parte del gobierno, como la posibilidad del aumento al impuesto a las riquezas o a la prohibición de despedir gente en medio de la crisis del coronavirus, esto se torna peor”, explicó Manuel Adorni.

En medio del complejo escenario económico, no es casual, entonces, que Argentina haya vuelto a aparecer entre los peores lugares del mundo para atraer inversiones y es que entre 2019 y 2020 fue uno de los países que más posiciones descendió en el Índice de Atracción Global (GAI, según sus siglas en inglés) que realiza todos los años The European House Ambrosetti.

Según indica Infobae, Argentina cayó del lugar 73 –de 144– que tenía el año pasado a la posición 92 en el ranking del 2020 y tuvo una calificación crítica en materia de sustentabilidad, índice que tiene relación con la capacidad futura de un país para permanecer competitivo.

Multinacionales que se van de Argentina

Falabella

Esta semana anunció que se va de Argentina. Una de las empresas del retail más importantes del continente indicó que pondrá en venta sus activos y cerrará sus tiendas. Falabella que cuenta con 10 sucursales y 9 de Homecenter Sodimac en ciudades como Buenos Aires, Mendoza y Córdoba.

Fuentes de la compañía aseguraron a Clarín que la intención de los socios mayoritarios es definitivamente irse del país: “La crisis por la pandemia aceleró la decisión, pero la economía argentina y las condiciones de negocio son la causa central”, aseveraron cercanos la familia Solari.

Latam

A mediados de Junio, LATAM Airlines Group informó que su filial en Argentina dejará de operar en ese país tanto en el transporte de pasajeros como de carga por tiempo indeterminado. Medida que implicará la pérdida de 1.700 empleos.

La empresa afirmó que las actuales condiciones económicas agravadas por la pandemia terminaron por convencer a los controladores de que la operación en Argentina ya no iba más. Quince años duró la aventura, que incluyó enfrentamientos con los gobiernos -que favorecía a la estatal Aerolíneas Argentinas y una histórica pugna con los sindicatos.

“Es una noticia lamentable pero inevitable. LATAM hoy debe enfocarse en la transformación del grupo para adaptarse a la aviación post COVID-19”, expresó Roberto Alvo, CEO de LATAM Airlines Group.

Air New Zealand

Fue una de las primeras, junto a Latam, en indicar que no retomarán las rutas de sus vuelos luego que se levanten las restricciones vigente por la pandemia del coronavirus.

Walmart

La cadena de supermercados más grande del mundo, le entregó un mandato de venta de su filial en Argentina a Citibank, para que busque un socio o comprador para sus operaciones locales.

Emirates Airlines

En agosto se conoció la suspensión de los vuelos de manera indefinida de la multinacional Emirates en Argentina, ofreciendo un retiro voluntario a los trabajadores.

“Emirates sigue comprometido con Argentina y esperamos reiniciar nuestras operaciones en Buenos Aires cuando sea comercial y operacionalmente factible hacerlo. Haremos un anuncio formal si hay algún avance en este sentido”, indicaron.

Basf

La empresa química alemana señaló que realizará un “cambio de estrategia” y si bien no dejará el país trasandino en su totalidad, sí decidieron el traslado de la producción de pinturas automotrices de su planta ubicada en Tortuguitas, en la provincia de Buenos Aires, a la planta Demarichi, en la ciudad de Sao Bernardo do Campo, en Brasil, en el segundo semestre de 2021.

Nike

En febrero, antes de la llegada del coronavirus, la empresa anunció que se iba de Argentina, dejando sus operaciones en manos del grupo mexicano Axo.

Saint Gobain Sekurit

La empresa francesa anunció en julio el cierre de su fábrica de parabrisas en Campana al nordeste de la provincia de Buenos Aires. La producción se irá a Brasil, por lo que se perderán 150 puestos de trabajo.

Axalta

La empresa química estadounidense informó, también en julio, que dejará de producir pinturas para automóviles en Argentina. Cerró su fábrica ubicada en Buenos Aires donde trabajaban más de 100 personas.

“Lamentamos informarles que, debido a la situación económica actual de la Argentina y el impacto global causado por el Covid-19, Axalta se ha visto forzada a cesar las operaciones en el país. La evolución de la pandemia ha sido insostenible para nuestro negocio en Argentina”, señaló la compañía.

Pierre Fabré

El laboratorio francés Pierre Fabre decidió, a mitad de año, poner a la venta de su planta de principios activos farmacéuticos, ubicada en la provincia de Buenos Aires, al laboratorio argentino Sidus.

Norwegian

La aerolínea vendió en diciembre del año pasado la operación de sus rutas nacionales a su competidora JetSmart, que también absorbió a su planta de empleados.

Relacionados

Comenta