Mariah Carey recordó relación con Luis Miguel en su libro: “Un auténtico amante latino”

La cantante publicó hace unas semanas "The Meaning of Mariah Carey", donde relató algunas anécdotas con el mexicano.

Mariah Carey recordó relación con Luis Miguel en su libro:
Por

En su más reciente libro, titulado “The Meaning of Mariah Carey”, la cantante abordó distintos aspectos de su vida, incluyendo la relación que tuvo con Luis Miguel entre 1998 y 2001.

Dicho episodio lo tituló “El Elvis Latino”, donde relató los episodios que giraron entorno a este amorío que se inició en Estados Unidos con una cita bastante particular entre ambos artistas.

“Nuestra primera cita fue en un restaurante y, para mí, fue difícilmente una cita. Yo pensaba ¿quién es ese tipo? Él estaba tomando mucho… Pero una pequeña parte de mi estaba intrigada”, contó la cantante en el libro, según el extracto publicado por LUN.

Mariah Carey aseguró que su primera cita con Luis Miguel fue “incómoda”, por lo que intentó que su primo la sacara de ahí. “Recién había conocido a este tipo y él estaba muy borracho”, señaló.

Tras lo sucedido esa noche, a la mañana siguiente apareció en la puerta de su habitación en el hotel el asistente de Luis Miguel, quien le traía un collar de diamantes Bulgari. “Yo estaba sorprendida (…) ¿él guarda un montón de collares de diamantes cerca en caso de que conozca a una chica?”, relató.

Carey definió la conquista del mexicano como “un auténtico amante latino”. En ese sentido, sostuvo que “Luis era emocionante y extravagante. Ambos somos Aries y vibramos energéticamente. Él era increíblemente romántico y espontáneo”.

“A menudo tenía una banda de mariachis completa dándonos una serenata mientras cenábamos afuera en una cálida noche mexicana”, agregó.

Sin embargo, no todo era perfecto en su historia de amor. Mariah Carey aseguró que los principales problemas que tuvo con Luis Miguel se debió a un “choque cultural”.

“Él había pasado por mucho y perdió a su madre cuando era muy joven. Por lo que me dijeron, su padre era muy difícil y controlador. Hice mi mejor esfuerzo por apoyarlo emocionalmente, pero yo estaba pasando por mis propias cosas, y llegó a un punto en el que ya no pude lidiar con esto. No nos estábamos ayudando a sanar”, reconoció.

Asimismo, sostuvo que “Luis puede haber sido el Elvis del mundo de habla hispana, pero cuando vino a Estados Unidos, sin ofender, yo era la estrella del show”

“Después de tres años, supe que era hora de tomar caminos separados… Todavía tengo buenos recuerdos, pero al final, él no era el indicado”, cerró. 

Más Actualidad

Últimas noticias

Populares

Recomendados