Educación

Violencia en liceos de Santiago: 12 expulsados y más de 400 alumnos se cambiaron durante el primer semestre

Y este número podría seguir aumentando, ya que se procesará la expulsión de los dos estudiantes que ayer fueron formalizados. Además, se estaría analizando la situación de 11 alumnos del Liceo de Aplicación que faltaron a clases justo cuando se desarrollaban protestas en las calles aledañas al colegio.

Por , 5 de Septiembre de 2018

Dos episodios marcaron el retorno de los denominados “overoles blancos”. Esto, luego de que este sábado un grupo, usando dicha vestimenta, ingresara al Instituto Nacional y rociara con bencina a cinco funcionarios del establecimiento. Pero eso no ha sido todo, ya que durante la jornada de ayer un estudiante “de punta en blanco” junto a un encapuchado lanzaron bombas molotov en las inmediaciones del Liceo de Aplicación, arriesgando por ello la expulsión del recinto educacional.

Sin embargo, para la comuna de Santiago no se trata tan sólo de dos hechos puntuales, sino de una seguidilla de sucesos, tanto así que el alcalde de Santiago, Felipe Alessandri, afirmó a El Mercurio que 2018 ha sido más violento que años anteriores, haciendo referencia a la serie de tomas, bloqueos de calles con barricadas y al incendio que afectó al Liceo Miguel Luis Amunátegui.

De hecho, en lo que va de 2018 se habrían efectuado “alrededor de 160 intervenciones en colegios secundarios”, de acuerdo a la información que entregó el coronel Andrés García, prefecto de Fuerzas Especiales de Carabineros, a El Mercurio. Además, García detalló que “tenemos una cifra aproximada de 500 lanzamientos de bombas molotov”.

Y ante esto, la medida que ha tomado el municipio -como sostenedor de los establecimientos- ha sido la expulsión de los alumnos involucrados, los cuales corresponden a 12. De estos, cuatro asistían al Liceo Miguel Luis Amunátegui, cinco al Liceo Darío Salas, dos al Internado Nacional Barros Arana (INBA) y uno del Liceo Confederación Suiza.

Pero a esta lista se podría sumar otros tantos, ya que se procesará la expulsión de los dos estudiantes que ayer fueron formalizados. Y por otra parte, se estaría analizando la situación de 11 alumnos del Liceo de Aplicación que faltaron a clases justo cuando se desarrollaban protestas en las calles aledañas al colegio, según señaló el director Humberto Garrido a El Mercurio.

En cuanto al impacto que ha generado la ola de violencia en la comunidad educativa, el alcalde de Santiago afirmó que debido a ésta se han retirado “un poco más” de 400 alumnos de los establecimientos públicos de la comuna en lo que fue este primer semestre.

Por lo mismo, el alcalde Alessandri hizo énfasis en la necesidad de reformular los manuales de convivencia, ya que “se dilatan mucho en el tiempo y el alumno violento vuelve empoderado a clases y no ve ninguna sanción”.