Wuhan a un año del comienzo de la pandemia de coronavirus 

Un reportaje de South China Morning Post indicó que hubo más de medio millón de personas, solo en Wuhan, que contrajeron el coronavirus, lo que contradice las cifras oficiales entregadas por el Gobierno chino.

Por
El 17 de noviembre de 2019 se registró el primer caso. Foto: @techjunkiejh
El 17 de noviembre de 2019 se registró el primer caso. Foto: @techjunkiejh
Compartir

Un año ha pasado desde que en todo el mundo conocimos los primeros casos registrados de un nuevo tipo de coronavirus, que recibiría el nombre de SARS-CoV-2 y sería el causante del COVID-19, en la ciudad de Wuhan, la capital de la provincia de Hubei, en China.

Con el paso de los meses, China ha reducido los casos de contagios al mínimo. Sin embargo, hace un año el panorama era de completo caos e incertidumbre

El medio local South China Morning Post informó el 17 de noviembre de 2019 que un hombre de 55 años se había infectado con un cuadro de deficiencia pulmonar. Era el primer caso de la pandemia.

Desde aquel momento, el virus fue expandiéndose sin control. El 15 de diciembre habían 278 contagios en China, el 1 de enero habían 381 y el 12 de enero se registró la primera víctima mortal.

Tras el fatal episodio y durante el mismo mes, Wuhan y varias ciudades chinas se sometieron a estrictos confinamientos para tratar de frenar la expansión del virus, pero ya era demasiado tarde: tras la celebración del Año Nuevo Chino, el virus ya circulaba por el resto del mundo.

En la actualidad, y según el último registro de la Universidad de Johns Hopkins, se registran hasta la fecha más de 82 millones de personas contagiadas en todo el mundo, de los cuales 1.800.000 han muerto.

Asimismo, y según cifras oficiales informadas por el Gobierno, China tiene hasta la fecha solo 95.851 contagios, 4.781 muertes y se encuentra en el puesto 89 de los países con más casos.

A pesar de estas cifras dadas a conocer, un reportaje de South China Morning Post indicó que hubo más de medio millón de personas, solo en Wuhan, que contrajeron el coronavirus. Un estudio a gran escala encontró anticuerpos de COVID-19 en más del 4% de las muestras de sangre tomadas a los 11 millones de residentes de dicha ciudad china.

Sin embargo, el país asiático ha defendido firmemente su manejo del brote. En una conferencia de prensa realizada el 7 de junio, el Consejo de Estado de China publicó el llamado Libro Blanco, en el que aseguraba que el Gobierno chino siempre había publicado información relacionada con la epidemia de “manera oportuna, abierta y transparente”.

Sin contagios locales

La Organización Mundial de la Salud (OMS) determinó oficialmente que el origen del coronavirus fue en Wuhan. “Hay pruebas bastante concluyentes de que el brote se originó por exposiciones en un mercado de pescados y mariscos de la ciudad de Wuhan en China. Este mercado se cerró el 1 de enero de 2020″, indicó la entidad.

Según medios internacionales, desde mediados de mayo, Wuhan se encuentra sin casos por contagio local. Por esto, la ciudad que fue epicentro del coronavirus ya no exige presentar códigos de reconocimiento rápido (QR), que garantizan que una persona no está infectada y el uso de mascarillas se ha ido reduciendo desde el confinamiento masivo.

Hoy, la vida ha retornado casi totalmente a la normalidad en los abarrotados mercados callejeros de Wuhan.

Durante el confinamiento, los residentes tenían prohibido salir de sus casas, tal como ha estado gran parte del mundo. Ahora, recorrer tranquilamente sus calles y parques.

DW indicó que aunque la planta baja del polémico mercado de Wuhan permanece cerrada, el segundo nivel fue reabierto. Aunque la mayor parte de las tiendas vende anteojos y otros productos ópticos, desechando la venta de productos de origen animal.

“Alguna gente tiene un sentimiento extraño, pero el primer nivel es ahora solo un edificio vacío”, dice una de las vendedoras, que prefiere no identificarse y que consigna el medio.

A pesar de que el mundo aún no supera la pandemia más dura de los últimos 100 años, Wuhan ha abierto sus puertas nuevamente al turismo, para que los visitantes disfruten de sus grandes y antiguas atracciones, tal como la Torre de la Grulla Amarilla, uno de los monumentos más emblemáticos, con sus artesanías rojas y naranjas. 

En esta nota

Súmate ahora a EDICIÓN AM

Parte el día informado

Debes ingresar un email válido

Gracias por suscribirte!

Más Mundo

Últimas noticias

Populares