Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Nacional

Tío Bernardino: el cercano vínculo del longevo obispo con su sobrino Sebastián Piñera

“Un hombre bueno, sabio y dedicado a servir a Dios y al prójimo”, así describe Sebastián Piñera a su tío Bernardino, quien enfrenta una investigación por eventual abuso sexual a un menor.

Tío Bernardino: el cercano vínculo del longevo obispo con su sobrino Sebastián Piñera
Por 21 de Agosto de 2019

El 12 de septiembre de 2018 el arzobispo emérito de La Serena, Bernardino Piñera Carvallo, llegó hasta el Palacio de La Moneda invitado por el Presidente Sebastián Piñera para celebrar su cumpleaños 103, junto a la familia del Mandatario y los hermanos Andrés y Hermán Chadwick, primos del Presidente.

“Celebrando hoy los 103 años de nuestro tío el Obispo y Arzobispo Bernardino Piñera. Bernardino no es sólo el Obispo más antiguo y de mayor edad en el mundo. Es también el único Obispo vivo que participó desde sus inicios en el Concilio Vaticano II, convocado en la década de los 60 por el Papa Juan XXIII”, destacó en redes sociales el jefe de Estado.

Este hecho es una de las muestras del vínculo que mantiene Sebastián Piñera con su tío Bernardino, quien mantiene el sitial, en efecto, como el obispo más longevo del mundo. Piñera fue ordenado sacerdote por el cardenal José María Caro, y llegó a ser arzobispo de La Serena entre 1983 y 1990, además de Presidente de la Conferencia Episcopal entre 1984 y 1988.

El jefe de Estado siempre ha destacado su relación con el sacerdote, quien el próximo 22 de septiembre cumplirá 104 años, dando cuenta en numerosas ocasiones del cariño que siente por la persona a la cual le cantó “cumpleaños feliz” y agasajó en Palacio con tártaro frío con lechuga de entrada, salmón con salsa de albahaca de fondo, pavlova con frutos rojos y manjar de postre, oportunidad en la cual el festejado dio un pequeño discurso, poniendo hincapié en la unión familiar del clan Piñera. Un menú servido en la sede de Gobierno que el Presidente aclaró no fue con cargo a fondos fiscales.

“Un hombre bueno, sabio y dedicado a servir a Dios y al prójimo”, así describía hace dos años Piñera a su tío Bernardino, no perdiendo oportunidad para sacar a relucir la importancia que ostenta en la familia.

“Dentro del Plan, y no lo quise decir para que no me acusen de no sé qué, está la recuperación de la Casa Piñera, que pertenece a la Universidad de La Serena, así que les quiero decir que si las paredes de esa casa hablaran… el Ministro del Interior nunca habría sido senador ni ministro, este señor que está frente a ustedes nunca habría sido Presidente y lo que es peor de todo, que el obispo Bernardino Piñera nunca habría sido arzobispo…”, fueron sus palabras en enero de este año, cuando dio a conocer el Plan de Desarrollo para la región de Coquimbo.

Pero el también médico, en sus pocas intervenciones en medios de comunicación, no ha perdido oportunidad para resaltar a su sobrino, especialmente en el ámbito político y como Presidente de la República.

“Sebastián es un muy buen hombre, religioso, cristiano, es muy trabajador, no es un hombre gozador de la vida, es más bien austero, es sencillo. También es muy inteligente, ordenado, ordenador, creo que fue un buen Presidente, aunque evidentemente hay para todos los gustos”, señaló en una entrevista a La Nación hace dos años atrás.

“Se preocupa más del país que de él. Este fideicomiso del que se habla lo prueba (…) él cree que es mucho más importante servir al país que maximizar su negocio y ganar unos millones más. Creo que no es apegado a la plata”, agregó en dicha oportunidad, mientras Piñera era candidato a la Presidencia, el ahora cuestionado sacerdote.

La defensa de Piñera a Bernardino

Por todo esto, no extrañó la férrea defensa que el Mandatario realizó de Piñera Carvallo al momento de conocerse la investigación que lleva adelante el Vaticano por un eventual abuso sexual cometido contra un menor de edad hace 50 años.

“Me cuesta creer una denuncia que se hace 50 años después de los hechos, en contra de un hombre que tiene más de 100 años de vida”, fueron las palabras de Sebastián Piñera al momento de comentar la situación de su tío.

Esto, a pesar de que solo hace escasas semanas había promulgado la ley de imprescriptibilidad de delitos sexuales contra niños y adolescentes, normativa que resaltó bajo el lema “el tiempo no es excusa”, por lo que recibió duras críticas desde la oposición y de la Red de Sobrevivientes de Abuso Eclesiástico.

Bernardino Piñera

Pero esta no es la primera vez que Bernardino Piñera está bajo la lupa por casos de abusos sexuales en la Iglesia Católica, ya que fue acusado por una de las víctimas del ex arzobispo Francisco José Cox, quien fue su sucesor en La Serena entre 1990 y 1997, de estar en conocimiento de sus delitos.

Abel Soto Flores señaló a La Segunda en octubre de 2018 que “cuando la gente dice ‘¿cómo don Ricardo (Ezzati) no va a saber qué hacen los curas?’ ¡Ellos lo saben! Yo viví con Bernardino Piñera y con Cox en el arzobispado (de La Serena), comía todos los días con él y (Piñera) veía cuando Cox me manoseaba y me daba besos en la boca, delante de él y de la familia que nos atendía. Piñera lo encubrió, lo protegió y permitió que tantos cabros como yo siguieran ese camino”.

Esta situación hizo que el concejo municipal de Coquimbo, liderado por el alcalde Marcelo Pereira, decidiera en mayo pasado cambiar el nombre de la plaza ubicada en una de las explanadas de la Cruz del Tercer Milenio, dejando de llamarse “Bernardino Piñera” para ser rebautizada como “Madre Gregoria Cicarelli Salone”.

Relacionados

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Mujer Dínamo

ver más Mujer Dínamo

Comenta

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día