Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Nacional

Ignacio Briones habla sobre el estallido social: “Chile cambió radicalmente”

En relación al ingreso mínimo y la demanda de aumentarlo a $500 mil, declaró que "si tuviéramos el doble del PIB actual y el doble del tamaño del Estado, claro que estaríamos en ese estadio, pero somos Chile y estamos viviendo una situación económica complicada".

Ignacio Briones habla sobre el estallido social: “Chile cambió radicalmente”
Por 10 de Noviembre de 2019

El nuevo ministro de Hacienda, Ignacio Briones, habló sobre su nombramiento como secretario de Estado, sobre el mandato de Sebastián Piñera y el estallido social que derivó tras el alza de pasajes en el Metro de Santiago.

Su primer logro fue el protocolo de acuerdo discutir la reforma tributaria en el Senado y con ello asegurar recursos para financiar las demandas sociales: “Me he sentido empoderado por el Presidente Piñera desde el primer día. Si así no lo fuera, no podría tener la flexibilidad para tomar decisiones y llegar a acuerdos como el que se consiguió“, aseguró Briones.

Asimismo, en una entrevista con el diario La Tercera, habló sobre el estallido social que ya cumple casi un mes en nuestro país, señalando que este movimiento “marca un antes y un después“. Por lo tanto, según sus palabras, esto derivará en un cambio económico, institucional y político, por lo que el mundo político debe comenzar a dialogar y llegar a buenos acuerdos: “Eso es una condición necesaria para salir del difícil momento que enfrenta el país. Había un sentido de urgencia, de lograr destrabar la reforma“.

Briones se declara un “defensor” de la modernización tributaria. “Era fundamental dar una señal al país de que la política está logrando conversar de nuevo. Si nosotros, el gobierno y parlamentarios, no somos capaces de ponernos de acuerdo, estamos entregando una pésima señal al país“.

“Es fundamental entender el contexto en que se da este acuerdo, que no es una situación de normalidad. Al contrario, es extremadamente compleja tanto en lo institucional, como en lo social, lo económico y en materia de poder asegurar la responsabilidad fiscal de cara a demandas que habrá que priorizar y atender. Quienes dicen que este gobierno renunció a sus convicciones deberían actualizar su mirada, porque Chile cambió radicalmente después del estallido social“, señaló el actual ministro de Hacienda.

En la misma línea, reconoció que el sistema económico chileno tiene “virtudes” pero también problemas “relevantes que abordar“. “La economía de mercado no es incompatible con una agenda social potente y un Estado tremendamente eficiente. Siempre cito el ejemplo de Nueva Zelanda: debería ser un referente que nosotros pudiéramos poner por delante“, advirtió.

En relación al ejemplo anterior, señaló que el país debe plantearse desafíos a largo plazo y apuntar a experiencias exitosas.

Por lo tanto, continuó con que hay que “seguir reduciendo la desigualdad y tener políticas sociales más exigentes, no solo a nivel de las áreas sociales tradicionales, sino también respecto de la ciudad y del espacio público, que debe ser visto como un espacio de igual ciudadanía e igual dignidad. Las asimetrías entre comunas en este plano son abismantes“.

Por lo mismo, declaró que responder las demandas va de la mano con la responsabilidad fiscal. “Es importante que la ciudadanía lo entienda, porque las demandas son infinitas. No se pueden atender todas las demandas sociales al mismo tiempo, ni en toda la amplitud que se requiere, porque los recursos son limitados y se tiene que priorizar”, aseguró.

En relación al ingreso mínimo y la demanda de aumentarlo a $500 mil, declaró que “si tuviéramos el doble del PIB actual y el doble del tamaño del Estado, claro que estaríamos en ese estadio, pero somos Chile y estamos viviendo una situación económica complicada“.

Relacionados

Comenta