Ministro Pérez explica su visita a La Araucanía: “Yo no fui a provocar a absolutamente nadie”

La autoridad condenó los actos discriminatorios contra la comunidad mapuche, pero luego insistió en que sus detenidos no son presos políticos.

Ministro Pérez y su visita a La Araucanía:
Por › Actualizado: 10:38 hrs

Desde uno de los patios de la Escuela de Carabineros en Santiago, el ministro del Interior, Víctor Pérez (UDI), respondió sobre los efectos de su primera visita a La Araucanía, en la antesala de la Cuenta Pública 2020 y el recrudecimiento del conflicto mapuche en la zona.

“Yo no fui a provocar a absolutamente nadie”, contestó Pérez. “Fui a iniciar un trabajo de diálogo y a respaldar y a fortalecer la acción de la policías, de Carabineros y la PDI que están resguardando a las personas y a todos los chilenos y en eso vamos a perseverar”, agregó la autoridad durante una actividad junto al director nacional de Orden y Seguridad de Carabineros, Ricardo Yáñez.

Pérez también se refirió a los gritos racistas de algunos vecinos de Curacautín que desalojaron el edificio consistorial tomado por comuneros, quienes fueron agredidos por turbas al abandonar la municipalidad.

Al respecto, Pérez aseguró que “soy absolutamente antiracista, todos los gritos que tengan una connotación racista, vengan de donde vengan, son rechazados. Somos un país, somos chilenos y chilenas y tenemos que trabajar unidos en esa materia”.

“Cuando uno condena la violencia, sin ningún tipo de ambages, está condenando todo tipo de violencia, sea verbal, física o amedrentamiento, nadie debe amedrentar a ningún chileno. Por eso, quiero resaltar el sábado en la noche la acción de Carabineros que protegió la vida de comuneros que se habían tomado un municipio y en un momento dado se puso en riesgo y carabineros protegió la vida de esas personas”, agregó el secretario de Estado.

Pérez insiste en que mapuches no son presos políticos

Durante la conferencia de prensa, el ministro Víctor Pérez también se refirió a su frase pronunciada durante la semana pasada cuando en La Araucanía dijo que “en Chile no hay presos políticos”.

Situación que molestó a los comuneros mapuches, quienes por estos días piden la liberación del machi Celestino Córdova.

Esta vez dijo que su “expresión” durante en primer viaje a La Araucanía no fue una provocación, sino “un hecho absolutamente evidente, claro e indesmentible, de que aquí en Chile no hay presos políticos, todas las personas que aquí están detenidas lo están por resoluciones de los tribunales de justicia”.

Hay un afán de ocultar algo que es justificar y validar la violencia (…) por lo tanto, como Gobierno y como ministro del Interior vamos a estar siempre para enfrentar la violencia, y también siempre para generar el diálogo y la conversación con todos los actores que quieran ver el objetivo y el propósito que tenemos todos, que la gente de La Araucanía viva en paz”, cuestionó el secretario de Estado.

Por último, Pérez explicó que su trabajo en La Araucanía estará centrado en “detenerlos -a los violentistas- y ponerlos a disposición de los tribunales”, para que “el Ministerio Público, en su rol investigativo, aclare cuáles son las causas, cuáles son las organizaciones y quiénes financian estos hechos tan graves, la capacidad militar que han demostrado no hay duda que demuestra planificación y organización militar”.