Secciones El Dínamo

Especiales ElDínamo.cl

cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Política

11 de Octubre de 2022

Los alcances que analiza el oficialismo en caso de una derrota de Karol Cariola

Según explican en los partidos de Gobierno, los 8 votos de la DC y sobretodo los 9 del Partido De la Gente, que actuarían en bloque, son claves para definir quién presidirá esa instancia del Congreso y las jefaturas de las comisiones legislativas. De sumarse este último a un pacto con la derecha, en el oficialismo se teme que el PDLG comience a votar en coordinación con Chile Vamos.

Por
A la diputada Karol Cariola (PC) le correspondería asumir la presidencia de la Cámara a fin de mes, siempre que la DC y el PDLG no desistan del acuerdo suscrito con los partidos de Gobierno. En el Ejecutivo hay inquietud porque algunos legisladores de esas bancadas han pedido revisar el acuerdo.
Compartir

En los análisis que realizan en el oficialismo, tanto en el Congreso como el gobierno, uno de los temores que existe es que de no mantenerse el actual acuerdo administrativo entre los partidos de gobierno con la DC y el Partido de la Gente (PDLG), —que estableció apoyar la presidencia de la Cámara de diputada del PC Karol Cariola, y le permitirá a Apruebo Dignidad y al Socialismo Democrático retener la testera por un segundo periodo—,  se pueda alterar lo que consideran una mayoría política, circunstancial, implícita que poseen en la Cámara.

Según explican, la posibilidad de que el PDLG rompa el acuerdo administrativo y se sume a un nuevo pacto con la derecha genera nerviosismo. Esto, porque ese escenario le permitiría a Chile Vamos y al Partido Republicano acceder a la presidencia de la mesa y de varias comisiones legislativas.

En el Congreso advierten que eso dificultaría dar prioridad legislativa a una serie de materias del programa de Gobierno y retrasaría las reformas al dejar de presidir el oficialismo comisiones relevantes.

Además, en ese análisis, plantean que un alejamiento de PDLG del acuerdo de marzo pasado con el oficialismo y un entendimiento de éste con la derecha que facilitaría eventualmente los votos para interpelaciones y acusaciones constitucionales contra ministros del presidente Boric.

El nerviosismo en Apruebo Dignidad y en el Socialismo Democrático aumentó la semana pasada, luego de que el subjefe de la bancada del PDLG, Víctor Pino, reconoció que existen conversaciones con sectores de derecha, y la jefa de ese mismo comité, Yovana Ahumada, pidió revisar el acuerdo suscrito en marzo.

Si bien en marzo de este año, un grupo mayoritario de las bancadas existentes logró un pacto en favor del oficialismo para rotarse en la presidencia de la Cámara y repartirse la composición de las comisiones legislativas, los ánimos y visiones de ese acuerdo -que excluyó a la derecha- cambiaron tras el resultado del plebiscito.

Los cálculos de los partidos de Gobierno dan cuenta que ciertos reparos a la militancia comunista de la diputada Cariola y a su protagonismo en la campaña del Apruebo han alimentado las opciones de la derecha para obtener el control de la Cámara, en alianza con el PDLG. Ello sería un fuerte traspié para el Gobierno, ya que la derecha podría imponer una agenda legislativa distinta a la que busca el presidente Boric.

 
La mayoría relativa implícita que consideran en el oficialismo

A principio de marzo pasado, tal como indica el reglamento de la Cámara, mediante un acuerdo administrativo y político, las colectividades de Apruebo Dignidad, el Socialismo Democrático, la DC y el PDLG  se repartieron las presidencias, vicepresidencias y turnos de la mesa de la instancia. Y también la presidencia de las comisiones legislativas.
En el pacto se estableció una mayoría entre el oficialismo, la DC y el PDLG, dejando fuera a Chile Vamos y el Partido Republicano.

En ese contexto, en la Cámara, Chile Vamos tiene 53 votos y 15 el Partido Republicano; mientras que el oficialismo cuenta con 66 de sus filas. Por ello, los 9 parlamentarios del PDLG resultan clave. Y también los 8 diputados DC,  los 3 del PH, dos del Partido Ecologista Verda, uno de Centro Unido y el independiente Carlos Bianchi.

Sin embargo, en el oficialismo un parlamentario afirmó que no votará por Cariola: René Alinco (IND-PPD). Otros que estaban con dudas de respetar el acuerdo eran el radical Tomas Lagomarsino. Sin embargo, el diputado Carlos Bianchi, que habitualmente votaba con el centro izquierda, ha sostenido que no votaba por Cariola. Al igual que su par Pamela Jiles (ex PH).

Por ello, en el oficialismo sostienen que los 8 votos DC y los 9 del PDLG son de crucial importancia. En los últimos días desde la oposición se comenzó a buscar una candidatura que compita con la carta oficialista. En ese caso, la mayoría que define la votación la aportan los parlamentarios del PDLG y la DC. Esos son los votos que se están buscando conseguir en la oposición para lograr llegar a la mesa con Cariola u otro legislador del PC.

“Si el PDLG se cambia de caballo, haría posible que la derecha llegue a un nuevo acuerdo que los haga tener la presidencia de la mesa y de varias comisiones legislativas, es decir, controlarían la tabla de prioridades en materias legislativas”, señala un parlamentario oficialista.

El otro cálculo que analizan en el oficialismo: apoyo a acusaciones constitucionales

Según explican a EL DINAMO en el sector, lo anterior no es lo único que inquieta al Gobierno y los legisladores de su sector. Algunos parlamentarios y dirigentes oficialistas observan que no solo hay implicancias administrativas, sino también una trama política.

Esto, porque de acuerdo a sus estimaciones, en caso de que el PDLG rompa el acuerdo vigente, y finalmente suscriba un nuevo pacto administrativo con Chile Vamos, se vislumbra que los 9 votos con que cuenta el PDLG puedan alinearse con mayor facilidad con la derecha en caso de haber una interpelación o alguna acusación constitucional, donde esos 9 votos dejarían a la oposición con 77 votos, muy cerca de los 79 necesarios para aprobar una acusación constitucional.

 

Un legislador del bloque señala que es mucho más viable una acusación constitucional si llega a puerto un pacto derecha-PDLG. Si ganan la presidencia de la Cámara es porque la derecha logra la mitad más uno. Y esa mayoría podría repetirse en otras definiciones o bien genera la mera posibilidad inquietud porque faltarían dos votos para eso.

Desde el PR afirma que Hasta ahora el PDLG no ha dicho que romperá el acuerdo, aun cuando lo evalúan. Algunos afirman que mantendrán el apoyo al PC, pero no quieren que sea Karol Cariola, por haber sido rostro del Apruebo. Esas alternativas son las que se están conversando y que se definirán cerca del 22 de octubre.

 

Notas relacionadas

Deja tu comentario

Lo más reciente

Más noticias de Política