Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Actualidad

Los mejores discos internacionales del 2018

Rosalía, Suede, Natalia Lafourcade y Cat Power son algunas de las artistas que forman parte de este listado.

Los mejores discos internacionales del 2018
Por 27 de Diciembre de 2018

Honey – Robyn

La mujer tras el exitazo “Dancing on my own” está de regreso después de ocho años con un sexto disco cuya parte de la producción estuvo a cargo de Joseph Mount, el responsable de Metronomy, proyecto que se caracteriza por sus melodías pop electrónicas acabadas y sofisticadas. Mismo sello que estampó en toda la entrega de la sueca de 39 años conocida por su capacidad única para endosar sentimentalidad en canciones bailables, cadenciosas y cristalinas.

Imperdibles: Missing U, Baby forgive me y Honey.


Tranquility Base Hotel & Casino – Arctic Monkeys

La sugerencia de principio a fin que presentan los de Sheffield, Inglaterra está empapada de sonidos setenteros que parecieran haber sido robados de una película de ciencia ficción. Lo que iba a ser un disco solista de Alex Turner se transformó en el sexto material del cuarteto donde se muestran mayormente experimentales, maduros y en constante evolución; completamente calificados para arriesgarse con un trabajo que tiene matices muy sutiles, casi imperceptibles. Sin embargo, posee un concepto unificador que carece de aquella urgencia que los caracterizó en sus comienzos. Un álbum masculino, sexy y reposado.

Imperdibles: Star treatment, One point perspective, American sports y Four out five.


Un hombre rubio – Christina Rosenvinge

La española saca a relucir su lado masculino con un trabajo teatral colmado de sinuosidades líricas y melódicas que invitan a perderse en él. Si bien debe ser digerido para descifrar los mensajes insertos, el resultado es un disco que cala hondo gracias a la frágil profundidad que logra transmitir con temáticas asociadas a la paternidad como hilo central. Un hombre rubio tiene un pulso que va de menos a más y al llegar a la cima con “Afónico” se arroja a un precipicio sonoro con el conmovedor cierre llamado “La piedra angular”.

Imperdibles: Ana y los pájaros, Niña animal, Berta multiplicada y La piedra angular.


Joy as an act of Resistance – IDLES

¿Quién dijo que el punk estaba muerto? Los rugidos insaciables de la agrupación originaria de Bristol, Inglaterra demuestran lo contrario. Estamos frente a un quinteto que debutó el 2017 con un ya potente Brutalism para continuar con un ensordecedor Joy as an act of Resistance, dueño de una sonoridad enérgica con cambios de ritmos y una ejecución impetuosa en cada una de sus partes. Las temáticas sociales no pasan inadvertidas, Danny Nedelko es una apología a la migración cargada de un mensaje de solidaridad bastante necesario por estos días. Si aún no los conoces, búscalos ahora, son pura resistencia y brutalidad.

Imperdibles: Colossus, Danny Nedelko, Television, Gram Rock, Cry to me (versión que popularizó Solomon Burke).


Wanderer – Cat Power

Acompañada de nada más que un piano y su guitarra, Chan Marshall vuelve al folk y el blues que la hizo conocida mundialmente el 2006 con el disco The Greatest. Wanderer significa nómade en español, por lo tanto, el estado que cruza la totalidad del nuevo material es la melancolía que caracteriza a las etapas de transición y cambio. Los tópicos elegidos son el feminismo, la maternidad y la muerte; todo con la intensa delicadeza que posee la voz de la estadounidense de 46 años. Basta ver la portada del álbum para tener una idea de lo que se está por escuchar, en ella vemos a su hijo de tres años, su guitarra y el cielo azul que la espera al continuar su camino. Ojo con “Stay” que Rihanna incluyó en su disco Unapologetic (2012), la versión de Power supera de manera considerable a la original.

Imperdibles: Wanderer, Horizon, Stay, Black y Me voy.


Musas (un homenaje al folclor latinoamericano en manos de Los Macorinos) – Natalia Lafourcade

La segunda entrega del tributo a las raíces latinoamericanas de Natalia Lafourcade viene a ser un bálsamo dulce y arrollador en un tiempo de inmediatez, autotune y letras que han dejado el romanticismo en el olvido. La sobrina de Enrique Lafourcade está acompañada por los guitarristas Miguel Peña y Juan Carlos Allende, dupla que se mantuvo desde el 2004 al 2012 como apoyo de la inolvidable Chavela Vargas. Lafourcade tomó composiciones clásicas del bolero y del vals peruano, la hizo suyas y las acercó a las nuevas generaciones con el respeto y amor que nuestras raíces se merecen.

Imperdibles: Alma mía, Tus ojitos (vals de la guardia vieja), Duerme negrito, La Llorona,


The Blue Hour – Suede

El octavo disco de la agrupación liderada por Brett Anderson llega para cerrar una trilogía iniciada el 2013 con Bloodsports y seguida del espléndido Night Thoughts el 2016. Los tres álbumes son poseedores de una narrativa cinematográfica que no busca concebir éxitos radiales sino contar una historia que en este caso está inspirada en la infancia de su líder; oscura, dramática y densa con una instrumentación de lujo a cargo de la Orquesta Filarmónica de Praga y susurros infantiles en las transiciones de las piezas. Puede que Anderson y compañía hayan elevado considerablemente sus pretensiones pero la banda traspasó hace rato los límites del brit pop para desarrollar lo que podría llamarse una ópera pop.

Imperdibles: Mistress, Cold Hands, Life is Golden, Dead bird y All the wild places.


El Mal Querer – Rosalía

Imposible no seleccionar a la catalana del momento. ¿Las razones? el atrevimiento y osadía para elegir un género milenario como el flamenco y mezclarlo a su antojo con ritmos urbanos a pesar de las críticas de los puristas. Junto con eso, la artista de 25 años cuenta una historia, siempre contingente, sobre el debacle de una relación de pareja marcada por la violencia y rotulada por capítulos que son cada canción. Rosalía rescató una tradición gitana, la amasó y condimentó con vanguardia urbana para crear El Mal Querer.

Imperdibles: MALAMENTE – Cap. 1: Augurio, PIENSO EN TU MIRÁ – Cap. 3: Celos, BAGDAD – Cap7: Liturgia.


Dirty Computer –  Janelle Monáe

“Janelle Monáe reivindica el poder del coño” titulaba el portal especializado Mondo Sonoro en abril pasado en referencia al lanzamiento de “PYNK”, el tercer single de Dirty Computer donde la estadounidense amante de los sonidos de Prince y Stevie Wonder, contó con la colaboración de la canadiense GRIMES. El mencionado corte sintetiza la misión primordial del tercer disco de la compositora de 33 años: la demanda por la libertad e igualdad sexual de las mujeres frente a los hombres. Son catorce canciones feministas e impecablemente cuidadas en cuanto a detalles sonoros; esto es hip hop y rhythm and blues maquillado con un refinado pop.

Imperdibles: Crazy, classic, life; PYNK, Make me feel, Don’t judge me.


In a Poem Unlimited – U.S Girls

La norteamericana Meghan Remy (33) está detrás de este proyecto que se caracteriza por una sonoridad que retrotrae a la década de los 70’s; podríamos definirlo como la contraparte femenina de lo que hicieron los Arctic Monkeys con Tranquility Base Hotel & Casino. Se trata de un disco insinuante con arreglos de cuerdas, bronces y electrónica; también es posible detectar percusiones afro conjugadas con sicodélicos riffs de guitarras y uno que otro bajo funky con algo de soul. In a poem Unlimited podría ser fruto de una noche de fiesta de David Bowie, Donna Summer, Kylie Minogue, Giorgio Moroder, Daft Punk y Maceo Parker en un sucucho del Nueva York de 1978. Muy digerible y cortito, poner atención al cierre llamado “Time”, es una maravilla de la sicodelia electrónica actual.

Imperdibles: Rage of plastics, M.A.H, Rosebund, Pearly Gates, Poem, Time.


Bonus Track:

Mi Oblivion – Machiko Ozawa

Ya se ha hecho y varias veces, pero esta vez se trata de versiones que juegan con la genialidad y la locura sonora del violín de la japonesa Machiko Ozawa. Mi Oblivion es un álbum de canciones de Astor Piazzola que la violinista realizó acompañada de distintos pianistas. Ella ha dedicado su vida a la interpretación de música popular especializándose en tangos pero en este capítulo su interpretación tiene alma y arrojo transformándose en una delicia para los oídos.

Imperdibles: Michelangelo 70, Oblivion, Histoire du Tango: III. Nightclub 1960,  Libertango y La Cumparsita por supuesto.

Relacionados

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día