Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Actualidad

Keiko Fujimori regresa a prisión por 15 meses: acusa “venganza política”

Tras conocer la decisión de la justicia peruana, la ex candidata presidencial aseguró que no se quedará de brazos cruzados "después de haber actuado de manera prudente todo este tiempo".

Keiko Fujimori regresa a prisión por 15 meses: acusa “venganza política”
Por 29 de Enero de 2020

Luego de haber quedado en libertad el pasado mes de noviembre gracias a una sentencia del Tribunal Constitucional, Keiko Fujimori regresó a prisión por los próximos 15 meses, mientras dure la investigación en su contra por lavado de activos.

A ese delito, el Ministerio Público sumó obstrucción a la justicia, asociación ilícita, falsedad genérica, fraude procesal y organización criminal.

Esto ocurrió luego de que la fiscalía peruana presentara nuevos cargos en contra de la hija del ex presidente Alberto Fujimori, asegurando que recibió aportes ilegales de Odebrecht y de otras fuentes para financiar sus campañas electorales de 2011 y 2016.

“Keiko Fujimori formó una organización criminal dentro del partido Fuerza Popular para obtener activos ilícitos”, señaló el fiscal José Domingo Pérez.

La ex candidata presidencial se presentó voluntariamente en la sede judicial para ser detenida, pero previo a ello publicó un video en su cuenta de Facebook, donde acusó una persecución política en su contra. “El juez Víctor Zúñiga finalmente decidió enviarme injustamente de regreso a la cárcel por un segundo periodo de prisión preventiva”, comenzó diciendo.

“Esto no es justicia, esto es ajusticiamiento y venganza política, promovidos por muchos intereses que se suman. ONGs que manipulan y chantajean al Poder Judicial. Ciertos miembros del Ministerio Público que promueven la judicialización de la política, algunos medios y periodistas que viven de la persecución y un gobierno que quiere seguir concentrando todo el poder para evitar a toda costa su fiscalización. Todos ellos se han movido para intentar desaparecerme y usan como instrumento a un grupo de fiscales, cegados por su ego y por una inexplicable obsesión”, sostuvo.

En ese sentido, aseguró que “como comprenderán no puedo quedarme de brazos cruzados frente a esta segunda prisión preventiva después de haber actuado de manera prudente todo este tiempo. Lo único que pido es que se me trate como a cualquier otro ciudadano con derechos, respetando mi debida defensa y libertad”.

Relacionados

Comenta