El impacto del coronavirus en los trabajadores de la salud de Chile y Latinoamérica

Las autoridades chilenas confirmaron que 37 mil profesionales se infectaron con COVID-19, en una cifra regional que es muy difícil de seguir por la falta de información oficial.

El impacto del coronavirus en los trabajadores de la salud de Chile y Latinoamérica
Por
Compartir

El Ministerio de Salud entregó durante el miércoles el primer informe detallado sobre los contagios y muertes de trabajadores de la salud debido a la pandemia del coronavirus en Chile, entregando datos reveladores sobre las condiciones en las que profesionales han enfrentado el COVID-19 en hospitales y clínicas.

Con 37 mil infectados y 72 fallecidos, el país se ubica en una complicada situación frente a otras naciones de Latinoamérica, que también han visto cómo su personal sanitario ha arriesgado su propia salud para lograr la recuperación de los pacientes.

Eso sí, a diferencia de otros países, Chile cuenta con información oficial. En el resto del continente no hay reportes oficiales, por lo que la información es conocida solamente por los colegios profesionales o diversas ONG.

Gracias a esos antecedentes se sabe que México es el país donde más funcionarios de la salud han perdido la vida por el COVID-19. La dramática cifra de 104 mil infectados y 1.320 fallecidos se alcanzó debido a causas asociadas a la fragilidad generalizada del sistema de salud, que no otorgaría las medidas de protección suficientes para que los profesionales cumplan sus labores.

Los contagios y fallecidos en el continente

A falta de un documento oficial como el entregado por las autoridades en Chile, los reportes de las organizaciones no gubernamentales han permitido conocer a cuentagotas la realidad de los trabajadores de la salud en cada país de América Latina. En Brasil, por ejemplo, el país más afectado con la pandemia en el continente, se notificaron 260 mil infectados y 22o muertos.

Según un informe de Clarín, la dramática situación del país -que suma 143 mil muertos totales por causas asociadas al SARS-CoV-2-, se suma a la angustia y las graves secuelas psicológicas que están viviendo los médicos y enfermeras al sumar enfermos graves y muertos todos los días en las unidades de cuidados intensivos.

Argentina tiene datos disponibles gracias al informe elaborado por el Instituto de Investigaciones Epidemiológicas (IIE), el que fue publicado el 28 de agosto por Perfil y notificó 21 mil contagios entre los trabajadores de la salud. La mitad de las infecciones se registró a mitad de ese mes, por lo que se teme que las cifras aumentaron considerando la llegada del peak en la Ciudad de Buenos Aires y la Provincia de Buenos Aires. Un reporte de Amnistía Internacional aseguró que en el país murieron 80 funcionarios.

Perú, en tanto, contabilizó 4 mil casos y 166 muertes de médicos por COVID-19. Los decesos ocurren en medio de las protestas de los profesionales, quienes piden un alza en sus remuneraciones y una mayor inversión en el equipamiento hospitalario.

La falta de información

trabajadores de la salud chile

El ingreso a una sala del Hospital Padre Hurtado en Chile. (Foto: Agencia Uno)

La entrega de datos oficiales de Chile marcó una diferencia con lo ocurrido con la mayoría de los trabajadores de la salud en Sudamérica, cuya realidad se conoce principalmente gracias a los reportes de sus colegios profesionales o sindicatos.

En el caso de Bolivia. el presidente del Colegio Médico, Cleto Cáceres, reportó que 400 personas ligadas al servicio sanitario, entre los que se encuentran 120 médicos, murieron con coronavirus desde marzo pasado. La entidad no entregó la cuenta total de contagiados.

Venezuela, país que está viviendo una grave crisis política, económica y social, ha revelado su situación gracias a las denuncias entregadas por representantes de la oposición al gobierno de Nicolás Maduro. Mauro Zambrano, dirigente sindical de hospitales y clínicas de Caracas, aseguró el 28 de agosto pasado que se habían superado las 1oo víctimas fatales.

Ecuador tampoco tiene un conteo oficial, por lo que los decesos se conocen gracias a los antecedentes entregados por los sindicatos locales, quienes plantean demandar al estado por sus pérdidas. “Más de un centenar de médicos, más de 55 matronas, más de una veintena de enfermeras y profesionales de laboratorios clínicos han fallecido en el cumplimiento de su deber”, señaló Wilson Tenorio, presidente del Colegio Médico de la provincia de Guayas, al diario El Universo.

A diferencia de los ejemplos anteriores, Uruguay sí dispone de un informe oficial y diario sobre el estado de sus trabajadores de la salud. En uno de sus últimos reportes, confirmaron 286 infectados, de los cuales 270 ya se recuperaron, 15 son pacientes activos y uno falleció.